Consejo de la Cultura entregó libros en la Aldea SOS de Antofagasta

La actividad se enmarca en el programa Salas de Lectura del Plan Nacional de Lectura, que busca fomentar y promover en los más pequeños el hábito y gusto por la lectura, en espacios no convencionales.

Hasta las dependencias de Aldeas Infantiles SOS llegó la directora regional de Cultura, Carla Redlich, para realizar una donación a nombre del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, de 80 libros de distintos autores y temáticas, que pasarán a formar parte del material que albergará la nueva sala de lectura de esa institución en Antofagasta.

Según lo explicado por Carla Redlich, “la entrega de estos libros está enmarcada en un programa que se llama Salas de Lectura, que busca implementar espacios para la lectura en lugares no convencionales. En la Región de Antofagasta se ha escogido a las Aldeas SOS, entre otras como el Hogar de Cristo y dependencias del Servicio Nacional de Menores (Sename) de Antofagasta y Calama”.

Además, la autoridad agregó que “este programa contempla, por un lado, la preparación de personas responsables de cada una de estas instituciones, que se capacitaron en Calama en octubre, sobre cómo implementar una sala de lectura, cómo administrar y cómo fomentar la lectura en los públicos con los que trabajan”.

En este caso, en las Aldeas SOS se trata de niños, niñas y adolescentes que van desde los seis meses de vida hasta los dieciocho años, o incluso hasta los veintitrés si continúan estudiando.

Redlich añadió que “los libros donados fueron especialmente escogidos para las necesidades de cada uno de los grupos etarios presentes y la idea de hacerlo en espacios cerrados es también tener el control de la circulación de estos libros, y así hacer un seguimiento de cuáles son los libros más leídos, etcétera”.

El Plan Nacional de Lectura (PNL) es una iniciativa coordinada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, el Ministerio de Educación y la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), que busca poner en valor a la lectura y a los lectores, posibilitando que los sectores vinculados a la lectura trabajen articuladamente para ampliar la cobertura de sus servicios y así promover el acceso igualitario a la información.

Volver arriba