Celebran Natalicio de Gabriela Mistral con Encuentro de Poesía Indígena en Coquimbo

La actividad desarrollada en la Casa de las Artes Rural Lucila Godoy Alcayaga congregó escritores, músicos y expertos de toda índole en torno al rol indigenista de la poetiza

En el marco del Plan Nacional de la Lectura y el Programa de Revitalización y Fomento de las Expresiones Artísticas y Culturales de los Pueblos Originarios impulsado por el Gobierno de Chile, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de la Región de Coquimbo, celebró en Casa de las Artes Rural Lucila Godoy Alcayaga de la ciudad puerto el Aniversario 127° del Natalicio de Gabriela Mistral con un encuentro de poesía indígena titulado “Gabriela Mestiza”, con el objetivo de relevar el estrecho vínculo que tuvo la poeta en su vida y obra con los Pueblos Originarios del continente.

Fernando Graña, historiador y encargado del Área de Ciudadanía del CNCA Regional aseveró sobre la actividad que “a lo largo de su historia, la sociedad chilena no ha logrado asumir con plenitud el vínculo indisoluble que tiene con los Pueblos Originarios, en todas las áreas del quehacer nacional. Gabriela Mistral por el contrario, siempre se mostró orgullosa de su origen mestizo, siendo incluso una ávida defensora de los derechos de los indígenas en el continente”.

Muy poco se conoce del rol indigenista de Gabriela Mistral, quien durante su obra y vida construyó un discurso para cada aspecto relacionado con el indio; resaltó su arte, defendió sus derechos, destacó sus virtudes y justificó sus defectos, asegurando estos últimos no eran más que supuestos, observados desde el punto de vista eurocentrista.

Para ella, el indio “puro” no tiene reparos en aceptar su condición, conoce con claridad su procedencia y está consciente de la sangre milenaria que corre por sus venas. Su alma es entera y sin grietas, sus costumbres conforman su visión del mundo y son ellas las que rigen su espíritu. Al contrario de los mestizos, quienes viven llenos de contradicciones respecto a su pertenencia.

Al respecto el destacado poeta nacional Jaime Huenún, que cerró la jornada con la ponencia “Aura y Pensamiento Indigenista en recados y poemas de Gabriela”, quien agregó que “toda la realidad indígena se omitió durante muchas décadas aun cuando la realidad indígena seguía persistente, por lo tanto Gabriela Mistral con la inteligencia de fuego que la caracterizaba se hizo cargo de esto y lo hizo público de manera constante a través de sus escritos y con una fuerza que no se ha vuelto a repetir en la literatura nacional”.

Uno de los principales aspectos que busca la Reforma Educacional, es una efectiva integración social en el país, emanadas desde las aulas, a través de una formación académica inclusiva. Así lo profundizó Héctor Orellana, que asistió a la actividad en Representación del Seremi de Educación “estamos trabajando por una efectiva educación inclusiva, en colegios de la región, sobre todo en los colegios multiculturales, donde los estudiantes pueden estar en contacto directo con nuestro pasado, a través de la enseñanza de lenguas originarias y el contacto con otros elementos de la cultura ancestral del país”, puntualizó.

SOBRE EL RECINTO CULTURAL MISTRALIANO

Un espacio dedicado a la memoria de la poeta es la Casa del Arte Rural “Lucila Godoy Alcayaga”, ubicada en el sector La Cantera de la ciudad puerto, con el objetivo de rescatar el valor patrimonial del paso de Gabriela Mistral por Coquimbo, albergando distintas actividades relacionadas a la expresión artística y cultural.

Al respecto Mariana Palma, encargada del recinto cultural, detalló que “el municipio recuperó la estructura desde el punto de vista arquitectónico tal cual era. La intención era unirse a la ruta mistraliana, donde nosotros, a pesar de tener presencia de la poetisa no teníamos un recinto. Se habilito la casa y uno de los objetivos principales es potenciar la figura de Gabriela en la comuna. Es mas, hay una frase que nos identifíca y que queremos hacer propia de esta casa, puesto que ella afirma que desde los 3 a los 11 años vivió en Monte Grande y ese tiempo y el de maestra rural en La Cantera ‘me hicieron en alma’, por eso tiene mucha importancia sobre todo desde el punto de vista espiritual”, puntualizó.

Volver arriba