Santuario de Santa Rosa de Pelequén reabre sus puertas gracias a Programa de Reconstrucción del Consejo de la Cultura

El terremoto del 27 de febrero de 2010 colapsó toda la estructura del techo que cayó en la explanada del templo. Su reconstrucción fue posible gracias al Programa de Reconstrucción del Patrimonio.

Cerca de 1000 fieles participaron en la Celebración Eucarística que presidió Monseñor Alejandro Goic, obispo de Rancagua, quien además bendijo junto al Párroco José Miguel Ortiz, los trabajos de restauración del Santuario de Santa Rosa de Lima de Pelequén, que sufrió severos daños tras el terremoto del pasado 27 de febrero de 2010, ante la presencia del Presidente de la República Sebastián Piñera y el Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke.

El terremoto colapsó toda la estructura del techo del templo que cayó en la explanada, dejando en graves condiciones la edificación. Por esto, los trabajos de restauración debieron incluir reforzamientos de los muros perimetrales del Santuario, la reconstrucción de estructuras, pilares, vigas de hormigón y de los contrafuertes exteriores en hormigón, siempre conservando el diseño original.

También se restauraron el coro, las bases del campanario, parte de la fachada principal, estucos interiores y exteriores y la pintura del templo. También se construyó una nueva torre campanario para recuperar el hito histórico del paisaje, pero que respetó las proporciones del campanario original de 1900. Eugenio Joannon fue el arquitecto ejecutor del proyecto de reconstrucción, quien además es nieto del arquitecto del mismo nombre que diseñó el templo.

El costo total de la reconstrucción del proyecto fue de 333 millones 579 mil pesos. De ese monto, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes aportó 100 millones a través del Programa de Apoyo al Patrimonio Material y el resto fue aportado por la Iglesia Católica, privados y la comunidad.

El Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, destacó la importancia de la iniciativa del Consejo, tanto porque permite volver a poner en pie parte del patrimonio material del país, como porque se trata de inmuebles muy significativos para la comunidad en que se insertan: “Como Consejo de la Cultura no sólo estamos trabajando y apoyando la reconstrucción de edificios, casas de la cultura, escuelas o iglesias afectadas por el terremoto. Con este programa queremos que nuestras tradiciones sigan en pie, que las historias familiares y de la comunidad que se tejen en torno a estos inmuebles sigan vivas. Aquí en Pelequén, en la Región de O’Higgins lo saben bien, porque cada 30 de agosto más de 100 mil fieles participan en la Festividad de Santa Rosa, pero son casi 300 mil las personas que llegan hasta este Santuario durante la semana anterior y posterior a la celebración. Es decir, se trata de una de las festividades religiosa-cultural más importantes y populares de la zona central del país. Esta reconstrucción de patrimonio material, religioso e histórico es lo que nos permite identificarnos con nuestras raíces e identidad como país”.

Gracias a esta iniciativa la Región de O’Higgins se benefició con el levantamiento de 10 de sus inmuebles afectados por el terremoto. Entre ellos, la reconstrucción de las parroquias de San Vicente de Tagua-Tagua y Nuestra Señora del Rosario La Torina; la reparación de la Casa de la Cultura de Rancagua y de la escuela Marta Valdés de Calleuque. El Santuario de Santa Rosa de Pelequén es el tercero de los proyectos ya inaugurados en la Región, después de la Iglesia Parroquial de Nancagua y la capilla de la Hacienda Los Lingues.

Una vez finalizada la celebración de la Eucaristía, el Presidente Piñera, junto al Ministro Cruz-Coke, Monseñor Goic, el párroco José Miguel Ortiz y el alcalde de Malloa, Luis Barra, descubrieron la placa conmemorativa que recuerda el aporte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes para la reconstrucción y reapertura de este Templo para la comunidad. Posteriormente, las autoridades participaron en la bendición de la construcción del Centro Comunitario Juan Pablo II que fue donado por la Unión Social de Empresarios Cristianos.

 

Programa de Reconstrucción Consejo de la Cultura

Para este Gobierno ha sido un desafío poder reconstruir el Patrimonio dañado luego del terremoto y tsunami del 27 de febrero 2010. Por lo mismo, la importancia que tiene el programa del Consejo de la Cultura que contempla en esta primera etapa la reparación de 34 proyectos ubicados entre las regiones de Valparaíso y del Biobío gracias a los aportes públicos y privados.

Al igual que en el Santuario de Santa Rosa de Lima de Pelequén, el Consejo de la Cultura aportó con cien millones de pesos a la Restauración Centro Cultural Estación Peralillo y a la Reconstrucción de la Parroquia San Vicente Tagua-Tagua. En la Recuperación de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario La Torina aportó 83 millones 771 mil pesos; en la Restauración de la Casa Parroquial de Pumanque 49 millones 998 mil pesos; en la Restauración de la Escuela Marta Valdés de Calleuque 35 millones 36 mil pesos, en la Parroquia San Andrés de Ciruelos 49 millones 965 mil pesos; en la Reconstrucción de Nuestra Señora de la Merced de Nancagua 50 millones de pesos; en la Reparación de la Casa de la Cultura de Rancagua 61 millones 585 mil pesos; en la Capilla de la Hacienda Los Lingues 31 millones 728 mil pesos. Esto se traduce en un aporte del Consejo de la Cultura para la reconstrucción en esta Región un de total de 662 millones 83 mil pesos.

Volver arriba