Ministra de Cultura lamentó fallecimiento del filósofo Humberto Giannini

Con una destacada trayectoria, el Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales 1999, miembro de la Academia Chilena de la Lengua y doctor honoris causa de la Universidad de Paris, murió hoy martes, a los 87 años de edad.

Su extensa y relevante trayectoria en el cultivo de la filosofía en la universidad y en la formación filosófica de la educación media chilena, fue el argumento principal por el cual el jurado le concedió el Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales en 1999 a Humberto Giannini Iñíguez, quien falleció este martes 25 de noviembre.

La ministra de Cultura, Claudia Barattini, lamentó profundamente el deceso del intelectual. “Humberto Giannini realizó un aporte sustantivo a la formación de muchas generaciones de chilenos. No solo por sus reconocidos méritos intelectuales, sino sobre todo porque supo establecer un puente entre la Academia y los estudiantes, permitiendo el acceso al conocimiento de alto nivel a miles de personas, de manera sencilla, inclusiva y plena de sentido”, sostuvo la secretaria de Estado respecto a quien fuera también miembro del Directorio Nacional del Consejo de la Cultura entre 2004 y 2006.

Extensa carrera docente

Nacido en 1927, Humberto Giannini inició su carrera docente en la Universidad de Chile en 1958, ocupando el cargo de ayudante en el curso de Introducción a la Filosofía. Obtuvo el título de Profesor de Estado en Filosofía en la Facultad de Filosofía y Educación de la Universidad de Chile en 1960. Posteriormente estudió Hermenéutica y Filosofía de la Religión, en la Universidad de Roma. Su tesis de grado se centró en la metafísica del lenguaje. Dictó numerosos cursos regulares y seminarios en pregrado, magíster y doctorado en universidades nacionales y extranjeras.

Entre sus publicaciones se destacan “Reflexiones acerca de la convivencia humana”; “El mito de la autenticidad”; “Desde las palabras”; “La experiencia moral”; “La reflexión cotidiana: hacia una arqueología de la experiencia” (traducida al francés como La Reflexion Cotidienne”; “La experiencia común”; “Del bien que se espera y del bien que se debe”; “Ética de la proximidad”; “Breve historia de la filosofía”; “Cuestiones disputadas de los pecados de Santo Tomás de Aquino”, y “El pasar del tiempo y su medida”.

Enlace “emocional y político”

El pensamiento de Giannini se caracteriza por su reflexión acerca de lo cotidiano que, para el autor, es mucho más que una formulaciónteórica, pues se enmarca en el ejercicio de la tolerancia y en las prácticas de la convivencia comunicativa y topográfica. En su aspecto espacial, la reflexión cotidiana es el recorrido de trayectos, ya que la condición humana destacada es la de pasante, cuya identidad se juega en rutinas, periplos, pausas y conversaciones. “Bajo esta impronta, el enlace con el mundo es emocional y político”, afirmó el filósofo.

En 1998 fue nombrado miembro de la Academia Chilena de la Lengua, donde ocupó hasta hoy el sillón número 12. Ese mismo año, la excelencia de su proyecto autoral le valió obtener el grado de Doctor Honoris Causa, por la Universidad de París.

En su última entrevista, concedida a la revista El Paracaídas, reiteró a la gratuidad de la educación como “un derecho de nacimiento”.

 

Volver arriba