Gran mural en homenaje a los 200 años de la ingeniería nacional

La obra, gestionada por el Colegio y el Instituto de Ingenieros busca reflejar los aportes de esta disciplina durante los 200 años de independencia de Chile.

Ministro Cruz-Coke en representación del Presidente de la República hizo entrega al Colegio de Ingenieros de la medalla Bicentenario, galardón destinado a instituciones o personas que contribuyen de forma concreta a la celebración del Bicentenario.

Precisamente en una de las obras de ingeniería más importantes para Santiago, como lo es el tren subterráneo, se inauguró esta mañana, en la Estación Central del Metro, una gran obra de 220 metros cuadrados creados por el artista Roberto Geisse. Se trata del «Mural de la Ingeniería Chilena» que busca rendir un homenaje a la ingeniería nacional con motivo del Bicentenario.

En la ceremonia, encabezada por el Ministro de Cultura, Luciano Cruz – Coke, se destacó esta obra como la primera muestra de arte permanente que podrá ser admirada por los más de 135 mil pasajeros que transitan por la estación Central del Metro.

En esta gran obra (48 metros de largo por 4,5 metros de altura), se retratan más de 25 escenas que recorren Chile de norte a sur y que en su conjunto reflejan el aporte y el legado de la ingeniería en nuestro país. Entre ellas destaca una mina a tajo abierto, una instalación salitrera, imágenes de trabajadores mineros, un observatorio astronómico, líneas de transmisión eléctrica, la dársena de Valparaíso, un muelle para descarga de graneles, autopistas urbanas, edificios y torres emblemáticas de la Región Metropolitana, una estación de ferrocarriles, una central hidroeléctrica, el acueducto del Malleco, una planta de tratamiento de aguas, una industria siderúrgica, una empresa de explotación petrolera, una imagen del Banco Central en reconocimiento a la ingeniería comercial, entre otras. Además incorpora las fechas que se conmemoran, expresadas en números binarios, y un par de ecuaciones muy propias de la ingeniería y la física.

Esta iniciativa surgió del Presidente del Colegio de Ingenieros, Fernando Agüero, quien propuso desarrollar una obra de arte que perdurara en el tiempo y que vinculara el Bicentenario de Chile con la ingeniería nacional. Gracias a la colaboración de 10 empresas, se logró conseguir el financiamiento de este gran mural: Aguas Andinas, Celulosa Arauco, CCU, Entel, Sintex-Oxiquim, Banmédica, Chilectra, Compañía Siderúrgica Huachipato, Telefónica y Freesport Mc-Moran. El lugar escogida para emplazarla fue la estación de Metro «Estación Central» de Línea 1.

El titular de Cultura manifestó que «lo mejor que le puede pasar a una obra de ingeniería es que no se hable de ella, que es por una parte lo peor que le puede suceder a una obra de arte, que no se comente. Por eso es que esta obra es tan importante, porque permite que se reconozca un trabajo anónimo, el trabajo de los ingenieros de Chile».

Estación Central

Fernando Agüero, presidente Colegio de Ingenieros de Chile, explicó que la elección de la Estación Central del Metro como el lugar donde se levante esta obra pasó por el hecho de carecer, hasta hoy, de alguna manifestación cultural permanente, además se tomó en cuenta que es uno de los puntos con una circulación muy alta de público diariamente, mucho comercio asociado y salida y llegada de pasajeros hacia distintos terminales de transporte terrestre, sumando a ello el importante flujo universitario que entrega la Universidad de Santiago.

Con la entrega de esta obra, tanto el Instituto como el Colegio de Ingenieros reconocen la larga trayectoria de Metro de Santiago que, a través de su Corporación Cultural MetroArte, se ha encargado de llevar el arte a los espacios públicos, poniéndolo al alcance de la comunidad. Con la llegada de este gran mural, ya son 30 las obras MetroArte que el tren subterráneo pone a disposición de sus usuarios.

Por su parte, Raphael Bergoeing, Presidente del Directorio de Metro de Santiago, comentó que «Metro de Santiago ha hecho una contribución directa a mejorar la calidad de vida de los habitantes de Santiago, no sólo por ofrecer un traslado rápido, eficiente y seguro a sus pasajeros, sino también por conectarlos con diferentes expresiones de la cultura urbana. Gracias a iniciativas como ésta, el tren subterráneo ha logrado convertirse en un verdadero museo público al incorporar el arte en la cotidianeidad de más de 2 millones de ciudadanos que día a día usan este medio de transporte».

De esta manera, el Colegio y el Instituto de Ingenieros junto a Metro de Santiago y a las 10 empresas colaboradoras, se unen en un proyecto común que busca rendir un homenaje a la ingeniería chilena en el Bicentenario de Chile, a través de una obra de arte público que permanecerá en forma permanente en el tren subterráneo.

Volver arriba