Tradición, música y territorio destacaron en entrega de Premios Regionales de Arte y Cultura 2016
  • El Consejo de la Cultura y las Artes de la Región de Valparaíso reconoció a artistas, cultores y organizaciones por su destacado aporte a la difusión de las artes y la cultura en la región durante este año.

En una verdadera vitrina del quehacer cultural de la región se han transformado los Premios de Arte y Cultura, que organiza cada año el Consejo de la Cultura y las Artes de la Región de Valparaíso, y que celebraron su cuarta edición reconociendo a cuatro personalidades y cinco organizaciones e instituciones por su excelencia y aporte a la cultura regional.

La ceremonia de premiación se realizó la noche de este jueves en la terraza de la sede nacional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes en Valparaíso, con la asistencia de autoridades y representantes del mundo cultural de toda la región, en lo que constituyó una cita donde se relevó lo más destacado del año en diferentes áreas como patrimonio, educación, organizaciones culturales, trayectoria artística, derechos humanos, pueblos originarios y medios de comunicación.

El evento fue presidido por la directora regional del Consejo de la Cultura y las Artes, Nélida Pozo, quien destacó la importancia de “reconocer a los artistas, cultores, instituciones y organizaciones, que se han destacado en el ámbito cultural y artístico, ya que esto permite generar una instancia de encuentro y reconocimiento para ellos”.

Agregó que “hay muchas personas e iniciativas de gran valor que se están desarrollando en la actualidad y que fueron representadas en esta premiación”, manifestando que “con esta instancia queremos visibilizar la trayectoria, creatividad y aporte a la cultura regional”.

Premios de Arte y Cultura 2016

La Cofradía de Baile Chino Adoratorio Cerro Mercacha, de la comuna de Los Andes, se llevó el premio a la “Actividad cultural de participación ciudadana” por su destacado trabajo cultural y artístico con la comunidad desde que se inició el año 2009, como parte de un taller artístico al interior de la Escuela Básica Rural El Sauce de dicha localidad. Hoy cuenta con más de veinte integrantes que vieron en esta actividad una forma de recuperar su memoria y conciencia de nuestra tradición.

El año 2014 como parte de las cofradías de todo Chile, fueron reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, siendo la única Cofradía existente en la comuna de Los Andes.

En categoría “Organización cultural” el reconocimiento se lo llevó la Fundación Teatromuseo del Títere y el Payaso de Valparaíso, que desde 2007 ha destacado a través de la realización de eventos de difusión, formación y gestión artística a nivel regional y comunal. En la actualidad se ha adjudicado importantes fondos concursables y se ha convertido en un referente por su exitosa gestión en la creación de nuevas audiencias.

Durante la jornada, se relevó el legado de la familia Madariaga que por generaciones ha conservado la tradición del “Canto a lo poeta”. Por tal motivo, el Consejo de la Cultura y las Artes entregó el premio “Expresión del patrimonio” a Arnoldo Madariaga Encina, Arnoldo Madariaga López y Ema Madariaga Valladares, la más pequeña de la familia y continuadora natural de la tradición.

Los tres componen una línea familiar dedicada a esta expresión que ha dado forma al “Canto a lo poeta” en vastos territorios de la Región de Valparaíso, desde la cuenca del Aconcagua hacia el sur, incluyendo territorios de la Región de O´Higgins y Maule.

La creación musical se llevó el galardón a la “Trayectoria artística cultural regional” en la figura de Félix Cárdenas Vargas, compositor, académico, fundador y director titular de la Orquesta Andina. Sus obras han sido escritas para diferentes medios sonoros, las cuales han sido estrenadas y ejecutadas por diversas agrupaciones y solistas nacionales en distintos puntos del país y el extranjero.

En 2015 es ganador del Premio Pulsar como Mejor Artista género Música Clásica o de Concierto con la obra “KÜIN. Ha compuesto para diversos documentales, destacándose “Valparaíso Anarquista”(2006) y “El Memorial” (2009), “Población Obrera” (2009) y la película- documental “Kawsariy”(2011); este último inspirado en la traumática vivencia de 33 mineros rescatados en el Norte de Chile.

María Angélica Saá se llevó el premio “Cultura, memoria y derechos humanos” por su trabajo en el Comité de Cooperación para la Paz en Chile (Comité Pro Paz), primera institución creada por las iglesias cristianas que buscó proteger la vida y la integridad física de los perseguidos políticos, oficina que en nuestra ciudad funcionó a cargo del Padre Mario Lazo, en las dependencias del actual Obispado de San Felipe.

El Consejo de la Cultura también reconoció al diario “El Trabajo” con el premio “Medios de comunicación y/o difusión cultural” por su incesante labor en la difusión de las actividades y del quehacer cultural de las provincias de San Felipe y Los Andes durante 87 años, desde su fundación en 1929.

La tradición ancestral no podía estar ajena a esta premiación, donde el lonko Iván Coñuecar recibió el reconocimiento Transmisión de la cultura de los pueblos originarios” por su labor en la comunidad Wefoliche Amuelin, desde donde ha promovido el valor de la cultura mapuche urbana, generando espacios de diálogos en educación y salud. Actualmente desarrolla talleres de mapudungun y cosmovisión mapuche, es miembro del Consejo de Loncos de la Región de Valparaíso, formador del equipo de palín de la Escuela Intercultural Pedro Careaga y educador tradicional KIMCHE.

El galardón a la “Puesta en valor del patrimonio” fue otorgado a la Corporación Municipal de Cultura y Turismo de Quintero, que ha destacado por su arduo trabajo en la difusión, fomento y rescate de valores culturales, turísticos y patrimoniales de la comuna, a través de la ejecución del Plan Municipal de Cultura, que contiene diversos programas coordinados para afianzar y difundir nuestra identidad en el ámbito local, regional, nacional e internacional.

Por su compromiso con la educación y la formación de jóvenes a través de la creatividad, las capacidades socio afectivas y el pensamiento crítico, se reconoció con el premio “Educación, arte y cultura” al Liceo Artístico Guillermo Gronemeyer de la comuna de Quilpué. El establecimiento propone abrir espacios que  promuevan experiencias de innovación metodológica y un modelo pedagógico que aporte otras miradas a la educación tradicional  con elementos propios de la educación a través del arte, como son la apreciación, la mediación y el trabajo con artistas.

 

 

 

Volver arriba