Ministra Valdés inaugura muestra realizada por reclusos de Colina II
  • Un extenso mural de la artista Mariana Kaplun con obras de pequeño formato creadas a partir de testimonios de internos del Centro Penitenciario Colina II, se despliega en los balcones del Museo Nacional de Bellas Artes, hasta el 16 de diciembre.

La muestra que se toma los balcones del Museo Nacional de Bellas Artes es un trabajo colectivo en el que participaron reclusos y estudiantes universitarios, fruto de los talleres liderados por la artista Mariana Kaplun y la diseñadora Paz Cox, académicas de la Escuela de Diseño de la Universidad Católica, junto a otros docentes de la casa de estudios.

Esta iniciativa, que cuenta con el apoyo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el patrimonio, la Pontificia Universidad Católica de Chile y Gendarmería, deriva de otras experiencias de co-creación con grupos en condición de vulnerabilidad o discapacidad. Partió hace cinco años y tiene como fin aportar en el proceso de rehabilitación de adultos que cumplen condena en los patios 5 y 9 del Centro Penitenciario Colina II.

Consuelo Valdés, ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, relevó: “Esta iniciativa  evidencia el poder transformador del arte en la vida de las personas. Capacitación, rehabilitación y estímulo al trabajo en equipo, son solo algunos de los beneficios. Pero no solo los reclusos se enriquecen, el público también podrá apreciar una pieza de arte y tendrá una ventana al mundo de quienes participaron en su creación. Cuando la sociedad teme cada vez más a lo diferente, esta es una oportunidad imperdible de lograr empatía y entendimiento”.

A la exposición se suma la publicación/registro, Diseñar para la libertad, que da cuenta de las diferentes acciones realizadas al interior de Colina II entre estudiantes e internos, como huertos sustentables, reciclaje de materiales y el diseño de implementos para la emergencia, entre otros.

Así, a través de la muestra y el libro, el proyecto compone un relato que habla de inclusión, memoria y cocreación. “Reciclarte reúne las emociones, descubrimientos y los resultados en una experiencia que vincula el aprendizaje académico con la realidad país y visibiliza a través del arte y el diseño, la profundidad de una perspectiva centrada en aumentar la confianza entre las personas para contribuir a una sociedad más comprensiva y amable”, explican las académicas en la presentación de la exhibición.

Fotos: Mario Ruiz

Volver arriba