Espuelero Juan Carlos Celis recibió el reconocimiento “Maestro Artesano”

Pese a que nadie de su familia se dedicó a este arte, él lo adquirió con el paso del tiempo y gracias a su constante trabajo y búsqueda de los mejores metales y técnicas para lograr el resultado esperado.

“Nunca pensé que me iban a dar un reconocimiento como este”, dice el maestro espuelero Juan Carlos Celis Moreno, mientras recibe de la directora regional del Consejo de la Cultura, Marcia Palma González, el galardón “Maestro Artesano”.

A través del Programa Maestro Artesano, el Consejo de la Cultura busca “reconocer, registrar, transmitir y difundir la obra de maestras/os artesanas/os de excelencia, que por su vida, valor cultural y trayectoria, constituyen parte fundamental de la identidad y patrimonio cultural de nuestro país”, señaló Marcia Palma.

Desde pequeño, Juan Carlos Celis fue cercano al mundo de los caballos y cuando ingresó a estudiar a la Escuela Industrial de San Fernando, (actual Liceo Industrial) adquirió diversos conocimientos en maestranza y forja que le permitieron convertirse en un espuelero de renombre en el ámbito nacional.

“La perseverancia es la clave del éxito en este arte”, comenta el maestro artesano, porque asegura que hacer espuelas y otros objetos con las manos es mucho más complejo y gratificante que fabricarlas con la ayuda de las máquinas. El trabajo de él requiere tiempo y dedicación. El desafío es saber innovar e inventar constantemente.

De hecho, cuando pequeño, Juan Carlos Celis recuerda que todos sus hermanos tenían espuelas, menos él. Era el más pequeño y su ingenio lo motivó a crear con alambre y tapas de bebidas aplastadas sus propias espuelas.

No duraron mucho, pero cuando ya era un adolescente y gracias a los conocimientos adquiridos en la escuela, especialmente aquellos relacionados con forja y la soldadura, se dio cuenta que era posible crear espuelas, además de lámparas, adornos y un sinfín de objetos.

“Lo importante es que suene como campanita” comenta Celis y agrega que ninguna de sus creaciones es igual a otra. Todas son exclusivas y originales. Cada espuela tiene un diseño único.

Juan Carlos Celis espera que alguien de su familia, especialmente sus hijos, puedan seguir sus pasos, para que la tradición no se pierda y su legado perdure en el tiempo. Al respecto, Marcia Palma destaca que el reconocimiento “Maestro Artesano” revela en vida, saberes y entregas que hacen de la artesanía, una excepcional manifestación y expresión artística y cultural”.

Volver arriba