En los barrios y relevando el Patrimonio Vivo el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes celebró el Día del Patrimonio

La Subdirectora Nacional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Ana Tironi, visitó el Castillo Sermini en Providencia, el Museo Violeta Parra y participó en un reconocimiento a la trayectoria de dos organilleros.

Guiadas por los propios vecinos de Providencia, transformados en Guías Patrimoniales, la Subdirectora Nacional del Consejo de Cultura, Ana Tironi, y la alcaldesa de Providencia, Josefa Errázuriz, recorrieron hoy el Castillito Sermini, inmueble que por primera vez abrió sus puertas en el  Día del Patrimonio Cultural, que se celebró en todo el país con casi 900 actividades, un récord para esta jornada cultural.
Tironi explicó que comenzó el recorrido en el Castillito, que hace un par de años corrió peligro de desaparecer, porque “este año quisimos, desde el Consejo de Cultura y desde todos los socios de este día, relevar los barrios. Porque patrimonio no solamente son los edificios monumentales, sino también los barrios y la vida de barrio y este Castillito ejemplifica esos barrios que son un Patrimonio Vivo».
El Castillito Sermini fue construido en 1936 como residencia de dicha familia; fue recuperado en 2014 por la Municipalidad de Providencia lo que evitó su demolición y restaurado gracias al Fondo del Patrimonio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, recursos que han financiado otros 162 proyectos de recuperación patrimonial en cinco años por un monto total de $13.497.159.598.
Más tarde, la autoridad cultural se trasladó al Museo Violeta Parra, espacio que este año también se sumó por primera vez al Día del Patrimonio, abriendo sus puertas durante todo el día. En presencia de Isabel Parra, se festejó la fecha con la presentación de Callacarnavalito, conjunto de música festiva para niños.
Ana Tironi también visitó la Biblioteca Nacional, de la que fue su directora hasta abril pasado, donde fueron homenajeados los organilleros Héctor “Tito” Lizana y Gustavo Muñoz, los más experimentados cultores de este arte popular, reconocidos como Tesoros Humanos Vivos por el Consejo de Cultura. Representantes de dicha disciplina se multiplican por Chile durante el Día del Patrimonio.
Además de numerosos recorridos patrimoniales en todo Chile, una de las novedades de este año fue el acuerdo entre el CNCA y los Suplementeros, que repartieron la infografía “Reconozco mi Patrimonio Regional”, en cada una de las regiones, un material que sirve de guía para conocer en detalle el patrimonio material e inmaterial de cada zona.
Algunas actividades en regiones destacadas fueron  la Plaza del Patrimonio Vivo de Valparaíso,que  fue escenario de ceramistas, volatineros y cocineros. Además, hubo juegos tradicionales y muestras de gastronomía. Más al sur, el buscarril del ramal Talca-Constitución revivió la ruta con detenciones para participar de diversos malones. Dado su alto valor patrimonial, la oficina del Consejo Regional de la Cultura de Tarapacá abrió sus puertas al público.

Volver arriba