Con exploraciones urbanas se inicia la XIII Convención Nacional de Cultura en Chillán

Los más de 200 asistentes a este encuentro recorrieron barrios cargados de identidad de la ciudad de Chillán, antes del acto inaugural, que contó con la presencia de destacados invitados internacionales.

Revisa el storify del día 2 de la Convención

El sector de Ultraestación, el Mercado y el Barrio Santa Elvira fueron las zonas de Chillán seleccionadas para que los más de 200 asistentes a la XIII Convención Nacional de Cultura recorrieran barrios patrimoniales cargados de identidad, antes de iniciar el panel internacional que tuvo como sede el recientemente inaugurado Teatro Municipal de Chillán.

El panel estuvo integrado por Joao Luiz Silva Ferreira, ex Ministro de Cultura de Brasil; Elizabeth Añaños, arquitecta peruana fundadora de Cotidiano, estudio independiente de Arquitectura y desarrollo social, urbano y paisajístico; y el equipo peruano ganador de una mención honrosa en la XV Bienal de Arquitectura de Venecia, compuesto por Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse.

El Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, valoró la importancia de la Convención Nacional: “Este espacio es fundamental para el Consejo de la Cultura; se juntan todos los consejeros, los directores regionales, agentes y productores culturales para reflexionar sobre políticas públicas en cultura, justo cuando estamos en un proceso de transformación para pasar a una nueva institucionalidad. La creación del ministerio implica tener una mirada más inclusiva para entender que estos procesos son para la ciudadanía”.

Las miradas internacionales aportaron una visión global al espacio reflexivo en torno a los tres ejes de la esta versión de la reunión anual: cultura, territorios y saberes. Los panelistas aportaron al análisis sobre los vínculos entre territorio y cultura, así como los desafíos que enfrentan los países latinoamericanos en este ámbito.

La Convención Nacional de Cultura es la instancia de participación más representativa de la ciudadanía, que posibilita el encuentro e intercambio de opiniones y experiencias entre los distintos estamentos ligados al ámbito cultural. El programa contempla un trabajo intenso entre el 26 y 27 de agosto. Incluye conferencias, paneles, exploraciones urbanas y extensión cultural no sólo para los invitados, sino para toda la comunidad.

Volver arriba