Burroteca viajera lleva libros a niños de Nogales

burroteca

La iniciativa, que se desarrolla en la comuna de Nogales, es inédita en el país y fue financiada por el Fondo del Libro del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

Todos los días, la burrita «Rafaela» sale a recorrer los cerros del sector de La Peña, en la comuna de Nogales de la Región de Valparaíso, con el propósito de llevar libros a grandes y pequeños. Una tarea que no es fácil, debido a la escarpada geografía de la zona, pero que el animal realiza de manera constante acompañada de Nora Arancibia, artesana del lugar que está a cargo de caminar extensas distancias para visitar a los niños de las escuelas y jardines que se encuentran en los alrededores.

La «Burroteca Viajera», es un original sistema de préstamos de libros a domicilio, ganador del Fondo del Libro del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, línea de Fomento de la Lectura, desarrollado por un grupo de mujeres que forman parte de la corporación cultural «Sembradoras de Sueños», espacio en el que sus integrantes ejecutan planes de acción para el área social, siendo uno de sus ejes principales el desarrollo social productivo.

La agrupación lleva el mismo material que han logrado reunir gracias a donaciones y a fondos concursables del mismo CNCA con los que ha adquirido nuevos ejemplares para la biblioteca que se encuentra en el centro cultural, donde no sólo proveen a los niños de libros, sino también a los adultos en una biblioteca que ha ido nutriendo y a la que se han incorporado otras actividades asociadas como los talleres de cuentos, según comentó Elizabeth Collao, presidenta del Centro Cultural y Artístico «Sembradoras de Sueños».

«Actualmente estamos llegando a unas 20 familias del sector de La peña y ahora se están sumando también del sector El Olivo de Hijuelas. El hecho que más personas se estén uniendo y se estén viendo beneficiadas por nuestro trabajo nos tiene muy satisfechas», precisó.

Además del proyecto de la Burroteca Viajera, que forma parte del proyecto de fomento lector «Si no leo me a…burro», el centro cultural cuenta con un Taller de Cerámica Indígena para niños con necesidades educativas especiales; el proyecto Fondart «Muñecas con historias para contar»; el filtro cerámico descontaminante de aguas; un Taller de Joyería con minerales andinos y la fabricación de muebles con materia reciclado para enviar a sectores del sur del país que fueron afectados por el terremoto.

Volver arriba