Graffitero iquiqueño seleccionado para Bienal de Arte Urbano en Bolivia
  • Samir Guzmán Olivares, con 12 años de experiencia en el arte del mural graffiti, fue seleccionado para participar junto a los mejores exponentes latinoamericanos de la convocatoria de Arte Urbano en Bolivia (BAU) que se realizará en Cochabamba.

El artista nortino fue seleccionado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes Región Tarapacá, a través de una convocatoria abierta parte de la línea de internacionalización del Programa Acceso del CNCA. Desde el 2008, este programa ha fomentado junto con el Proyecto mARTadero de Bolivia la circulación de diversos artistas entre Iquique y Cochabamba.

El iquiqueño participará, desde el 17 al 25 de mayo, en el Festival OLA Urbana – BAU, donde se realizarán 30 murales en tres ciudades del país andino, entre ellas Cochabamba.

La propuesta de Samir, entre otros seis postulantes, destacó por el uso del color en gamas monocromáticas atractivas, en donde  con elementos comunes y reconocibles logra conformar una obra de carácter plástico.

Artista Urbano

Samir es diseñador gráfico y mecánico industrial del liceo Luis Cruz Martínez, establecimiento donde se inició en este arte en las competencias de aniversario, “Lo primero que pinté fueron letras, cosas con brocha, lo que podía en verdad, no sabía usar spray. De ahí fui conociendo gente del ambiente del  graffiti hasta aprender a usar el spray.

Declara que lo suyo son los murales grafiti pero respeta todo tipo de expresión, “no hay reglas en el graffiti todos hacen y representan cosas distintas, para mi es más hacer murales, yo no rayo, no me gusta gastar un spray en rayas lo mío es algo más trabajado”. Actualmente trabaja sus diseños digitalmente hasta encontrar con el que dé con alguna muralla. Su último trabajo lo realizó para un proyecto participativo con la fundación Coanil en Alto Hospicio.

Para Samir el haber sido seleccionado es un reconocimiento a los 12 años de experiencia en este tipo de expresión urbana, “creo que es parte de una etapa, uno comienza como en el deporte con autogestión, se entrena duro hasta que se abran las puertas. Para mí es como una grato ir y compartir con los mejores del continente y aprender, uno va a eso y generar redes para poder generar en Iquique una actividad similar”.

Samir tiene el sueño de reavivar la escena muralista iquiqueña la que considera está dormida por la falta de interés de generaciones más jóvenes, “ahora los niños con internet no tienen la calle. Eso es parte de la tecnología que hace que los niños se encierren en su casa. Pintar involucra a veces pasar todo el día afuera, no almorzar, con todo el sol del norte, el pintar se hace con lo que se tiene, a mí me divierte pintar y compartir, de eso se trata”.

Volver arriba