Teatro en el litoral de Aysén

La obra que se presentó fue «Sopita de Misterio», de la Compañía de Teatro La Cantaria, relato que en cerca de cincuenta minutos nos habla de un joven aisenino que sale de su lugar natal – donde vive con sus dos ancianos padres (un sector rural de Caleta Tortel) – a recorrer el mundo.

«Con el objetivo de descentralizar las actividades artístico culturales y dando cumplimiento al mandato presidencial que nos invita a lograr que la cultura sea un derecho de cada uno de los ciudadanos y ciudadanas, llevamos una obra de teatro a las localidades de Lago Verde y Melinka”, señaló la directora del Consejo de la Cultura y las Artes de la región de Aysén, Carolina Rojas Flores .

La obra que se presentó fue «Sopita de Misterio», de la Compañía de Teatro La Cantaria, relato que en cerca de cincuenta minutos nos habla de un joven aisenino que sale de su lugar natal -donde vive con sus dos ancianos padres (un sector rural de Caleta Tortel)- a recorrer el mundo. Cansado de vivir entre animales, los trabajos del campo y la indómita vegetación, decide emprender un viaje que lo hará encontrarse con la modernidad, el desarrollo de la capital regional y con él mismo. En ella, encontrará un trabajo en un restaurant y conocerá a un gran chef, creativo y alucinante, que fabrica todos sus platos con insumos vegetales de la zona. A un jefe muy especial que, incesantemente, busca la perfección para ser considerado –ingenuamente- el mejor empresario del mundo. Y finalmente, a un ratón -de oficio garzón- que trabaja de incógnito en el local para alimentar y criar a sus 200 hijos.

“Sopita de Misterio” lleva a los espectadores por viaje lleno de aventuras que le enseñará la diferencia de lo natural y lo cultural, la valoración de sus costumbres, la importancia de la higiene y su alimentación, el autocuidado y el respeto por el trabajo y las personas.

Volver arriba