Rockodromo se consolida en sus 10 años ante masiva asistencia

En sus 10 años, Rockodromo, organizado por las Escuelas de Rock del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, se consolida como uno de los encuentros más importantes del país en su tipo.

Un cierre de lujo tuvo la décima versión del Rockodromo, organizado por las Escuelas de Rock del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y que congregó a más de 5 mil personas se deleitaron con las presentaciones diversos artistas de la escena nacional. En total, 18 mil personas participaron en los seis jornadas del Festival, que este 2014 incluyó presentaciones de libros, la tradicional Noche en los Balcones, las jornadas en el Teatro Municipal, la Gira por las Plazas y el Rock en el Parque.

El Ministro de Cultura, Roberto Ampuero, destacó la consolidación del Festival en la escena nacional, “estamos muy contentos de celebrar los 10 años de Rockodromo. Para nosotros como Consejo Nacional de la Cultura y las Artes es muy importante apoyar este tipo de iniciativas que tienen muchos puntos a destacar: promueve el apoyo y la formación de nuevos talentos de la música, los vincula dentro del quehacer artístico local, y genera el acceso al público de espectáculos gratuitos y de calidad, mezclando a músicos consolidados, con esta nueva camada que busca nuevos espacios para mostrar se arte”, destacó.

Patricio González, Director de las Escuelas de Rock, valoró la masiva participación en los días de Festival. “Estamos hablando de 18 mil personas con las Plazas, con lo de hoy día, con lo que pasó con los balcones y más de 5 mil personas y además compartiendo la música en las calles, eso es lo más importante: que la cultura llega a los niños, a las señoras, llega a la gente que pasa por la calle, yo creo que eso es muy importante, el Rockodromo en la calle con la ciudadanía”.

González valoró lo que ha significado Rockodromo en sus primeros 10 años de existencia.  “Nos deja la posibilidad de querer lo que producimos, lo que creamos, este  tremendo talento de estas nuevas generaciones es asombrosa. Yo creo que el talento que descubrieron los argentinos con la generación de Charly, de Soda o de los brasileños con Gilberto Gil, nosotros estamos  a ese nivel, tenemos música para exportar, tenemos que pegarnos el salto, ese es un desafío pendiente. Rockodromo ha ayudado en eso, yo creo que Chile tiene que entender que en sus creadores está el futuro, hay que desarrollar una cultura más integral en la vida de las personas, entonces el desafío que nos deja Rockodromo, es seguir trabajando para que eso se concrete”

Los protagonistas de esta última noche fueron en primer lugar los grupos emergentes, muchos ellos nacidos bajo el alero de las Escuelas de Rock (E.R.) como Egregor (E.R. Arica), Ataquepolaris (E.R. Arica), Macho Cabrío (E.R. Chillán) y Depelos (E.R. Arica), quienes deleitaron al público presente que disfrutaba de esta última jornada que llenó de música el Puerto. También participó Cabro Homer y Fósil, ganador del Festival Pablo de Rokha).

El cierre estuvo a cargo de Fernando Milagros, Pascuala Ilabaca y Juana Fe, que cerró con todo el ritmo de la cumbia y salsa, un festival que en sus 10 años se consolida como uno de los más importantes del país que mezcla artistas emergentes, muchos de ellos frutos de un proceso de formación y otros más consolidados que convocan las audiencias que permite difundir la música de nuevos artistas nacionales.

Pascuala Ilabaca, una de las artistas invitadas a este cierre, valoró las oportunidades que le ha dado las Escuelas de Rock en su crecimiento profesional. “Me parece súper bueno, las Escuelas de Rock han hecho un trabajo increíble, a Patricio González lo conocí tocando en la Plaza O´Higgins con mi acordeón y siempre nos han puesto distintos retos profesionales que hemos ido cumpliendo con la banda, como fue el día de hoy a participar como una de las bandas más importantes, siempre ha sido así: nos han ido dando instancias de poder crecer y nosotros hemos subido esos peldaños y hemos seguido creciendo”.

Por su parte, Juan Ayala, vocalista de Juana Fe, agradeció la invitación a participar en ese festival que ha dado oportunidad de mostrar su trabajo a nuevos talentos nacionales. “Es un honor para nosotros que nos hayan invitado a cerrar el Rockodromo y además es muy bello porque este año cumplimos 10 años de Juana Fe, con esto le estamos dando inicio a las celebraciones por estos 10 años y que mejor que partir en este proyecto que son las Escuelas de Rock, que ha llevado música a Valparaíso y a tantos lugares de Chile, estamos muy felices”.

Volver arriba