Proyecto “La lectura nos sana” capacitó a funcionarias y voluntarias del Hospital de Ovalle para incentivar el fomento lector de los pacientes y sus familias

La iniciativa fue financiada por el Fondo del Libro y la Lectura 2014 del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes que benefició al punto de lectura del recinto hospitalario.

Durante el pasado miércoles se llevó a cabo el cierre del proyecto “La lectura nos sana”, el cual fue financiado por el Fondo de Fomento del Libro y la Lectura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) de la región de Coquimbo, iniciativa que se desarrolló durante cuatro meses en la Unidad de Pediatría y Neonatología del Hospital de Ovalle.

El proyecto tuvo como objetivo acercar e incentivar la lectura en niñas y niños hospitalizados, junto a sus padres y acompañantes. “Este fue un proyecto de fomento lector que vino a complementar el Punto de Lectura que tenemos en pediatría, con la implementación de la capacitación del personal en el uso de herramientas como teatro de títeres y cuentería. Por una parte, quisimos hacer más grata la estadía de los pequeños y por otra, acercar a la familia al gusto por la lectura” señaló Clara Pinto, educadora de párvulos del programa Chile Crece Contigo y encarga de la ejecución del Proyecto.

“Este tipo de iniciativas es súper importante para el Consejo, puesto que nos plantea un desafío de innovar la gestión que tenemos todos los días. Es un tipo de proyecto que tiene una distancia bastante grande respecto a los proyectos de arte y creación que hemos ejecutado normalmente. Es una experiencia innovadora y que tenemos el desafío de poder replicar en la región, puesto que el trabajo se ha realizado con niños de pediatría, pero que tenemos que extenderlo a otros servicios, donde el enfrentar la enfermedad o su proceso de sanación puede ser acompañado desde lo artístico, desde lo cultural, por lo tanto, es una herramienta de trabajo súper potente”, indicó la Directora Regional del Consejo de la Cultura y las Artes, Lenka Rivera.

Por su parte, Ada López, voluntaria de las Damas de Blanco quien se capacitó en el marco del proyecto, agregó que “fue una experiencia maravillosa, a pesar de ser voluntaria, esta fue una iniciativa que nos enseñó a cómo contar cuentos a los niños de manera más lúdica y entretenida para dar vida a una historia. Además de eso, nos dieron la oportunidad de poder trabajar con títeres y ahí nació “damito de blanco”, que es un conejito que utilizo para entretener a nuestros pacientes de pediatría y así, lograr establecer un diálogo con ellos que les permita llevar de mejor manera su recuperación”.

La jornada contó con la presentación de la Compañía de títeres “Ojos de Agua”, integrada por Bárbara Salinas y Luis Figueroa que, junto a las talleristas, realizaron una muestra de cuentos y títeres en recinto hospitalario como  parte del proyecto del Fondo del Libro y la Lectura.

Volver arriba