Atacama / Diseño / Economía creativa / Música / Pueblos originarios PUBLICADO EL 17 FEBRERO, 2022 Proyecto Fondart rescata y difunde cantos ancestrales del pueblo Diaguita

Beatchakma es el nombre de la iniciativa que pone a disposición de cantautores y comunidades estudiantiles un estudio de grabación móvil, por medio del que se les apoya en el registro de audio y de sus obras con derecho de autor.

Entre las organizaciones con las que trabaja el proyecto se encuentra la comunidad Diaguita Yupanqui de Copiapó, con quienes ya comenzaron acercamientos para elaborar el diseño sonoro y registrar sus cantos ancestrales.

Uno de los proyectos destacados por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, Fondart 2021, en su línea regional, es el del Licenciado en Artes con mención en Teoría de la Música de la Universidad de Chile, Javier Rojas Rojas, ejecutor de la iniciativa “Beatchakma, Diseño y Construcción de Estudio Móvil para Grabación de Autores de Obra Cultural con  Derecho de Autor y Marca País”.

“La iniciativa consiste en el diseño y fabricación de un estudio de grabación móvil autónomo, con el que podremos llegar a lugares alejados, a sectores rurales principalmente, y así poder asistir y capacitar a cantautores que no tengan la oportunidad de perfeccionarse musicalmente y de llegar a un estudio de grabación. Registraremos y difundiremos su música, y por supuesto, protegeremos sus derechos de autor bajo la ley de propiedad intelectual”, comentó Javier Rojas.

El licenciado en artes indicó que el proyecto se encuentra en etapa de desarrollo, estando ya construido el estudio de grabación que es completamente autónomo, ya que se alimenta con energía solar, restando la implementación acústica y digital.

“Paralelo a que ocurra esto, estamos realizando un trabajo de preproducción en el que el fin de semana visitamos a la comunidad diaguita Yupanqui, ya que una de las actividades principales de este proyecto es registrar los cantos ancestrales en la voz de Karen Aravena, Meika y Maychikua de la comunidad, y para esto asistimos en compañía de Valentín Fertorández, productor musical que también está trabajando intensamente con la banda nacional Weichafe. Conocimos en profundidad la cultura diaguita, tomamos registros previos y comenzaremos a trabajar en el diseño sonoro de sus cantos, lo que implica complementar y musicalizar en base a los sonidos de la cultura de este pueblo originario, y facilitar la comprensión de la lengua Kakán a los oyentes, que es en la que se realizan los cantos”.

Karen  Aravena, encargada de la medicina ancestral del pueblo Diaguita en su comunidad, relevó la importancia del proyecto para ellos, al permitirles poner en valor su cultura ancestral. “Este es un extraordinario proyecto de Javier, encuentro maravilloso que la gente pueda conocer los canticos de nuestro pueblo, y los motivos de estos cantos de sanación. Fue un gusto estar con ellos, sobre todo por la atención con la escucharon la historia de nuestro pueblo ancestral y estamos felices de ser parte de esta iniciativa”.

DIFUSIÓN

Una vez hecho el registro en el estudio de los canticos de sanación Diaguita, Javier Rojas explica que estos quedarán alojados en las plataformas que considera el proyecto Beatchakma, así como ocurrirá con todos los registros de cantautores que realicen, quedando disponibles para que la comunidad acceda a ellos.

“Beatchakma”, que significa moverse de un lugar a otro en lengua atacameña y que está escrita de esta forma por ser una palabra compuesta para incorporar un significado musical, es una apuesta para el desarrollo social de la obra de autor y una contribución al diseño industrial con fines artístico-culturales, por medio de la generación de un estudio móvil de grabación autónomo con energía solar, equipos de última tecnología, y aislación acústica, todo en un carro de arrastre transportable “lo que nos permite llegar a todos lugares sin depender de energía para generar los registros” explicó Javier Rojas.

La Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Atacama, María Cecilia Simunovic Ramírez, valoró y destacó el proyecto Fondart ideado por Javier Rojas, “ya que esta iniciativa promoverá y fortalecerá el desarrollo musical en nuestra región llegando a lugares en los que hay muchas personas con talento y que tienen excelentes capacidades para ser músicos. Además rescatará, preservará y pondrá en valor la música de nuestros pueblos originarios, y también registrará las obras con derecho de autor. Estamos muy contentos con este proyecto que aportará al desarrollo de nuestros artistas y a la comunidad en general”, comentó.

Próximamente el Liceo de Música también formará parte de esta iniciativa, recinto educacional que está incorporado en el proyecto. “Tenemos una actividad programada en el Liceo de Música, y esperamos que la pandemia no impida que nos presentemos de manera presencial en el establecimiento y podamos interactuar con los estudiantes para lo que dispondremos de todas las medidas de resguardo, respetando el protocolo sanitario, por lo que esperamos que los estudiantes puedan conocer el estudio, su funcionamiento, y de esta manera vincular la iniciativa con los jóvenes que seguramente tendrán todas las ganas de grabar en nuestro estudio móvil”, subrayó Javier Rojas.