Poeta Juan Cameron y Orquesta Cormuval fueron reconocidos en Premios de Arte y Cultura 2017
  • Ceremonia se realizó en el teatro del nuevo Centro Cultural de Quillota y reunió a más de 200 personas de diversas comunas de la Región de Valparaíso. La activista Monique Markowicz, Colectivo La Mandrágora y Radio Valentín Letelier entre los galardonados.

La quinta versión de los Premios de Arte y Cultura del Consejo Regional de la Cultura y las Artes se vivió este viernes en el teatro del nuevo Centro Cultural Leopoldo Silva Reynoard de Quillota, en una ceremonia que reunió a artistas, creadores, cultores, gestores y agrupaciones culturales, que fueron galardonados por su importante aporte a la desarrollo, la preservación y difusión de la cultura en la Región de Valparaíso.

Durante la actividad, que contó con las presentaciones de la Escuela Municipal de Danza Moderna de Quillota y la agrupación femenina Femme Vocal, se relevó lo más destacado del año en diferentes áreas como educación, organizaciones culturales, patrimonio, trayectoria artística, pueblos originarios, derechos humanos y medios de comunicación.

El evento fue presidido por la directora regional del Consejo de la Cultura y las Artes, Nélida Pozo, quien reconoció “a los artistas, cultores, instituciones y organizaciones, que se han destacado en el ámbito cultural y artístico. Hay muchas personas e iniciativas de gran valor que se están desarrollando en la actualidad y que recibieron su reconocimiento en esta premiación, instancia que busca visibilizar el aporte y la trayectoria de sus protagonistas. Por lo mismo, queremos agradecer en nombre de la ciudadanía cultural el enorme aporte que hacen a la cultura y las artes de la Región de Valparaíso”.

Premios de Arte y Cultura 2017

Este año uno de los principales reconocimientos se lo llevó la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de la Corporación Municipal de Valparaíso, Cormuval, que recibió el “Premio de Educación, Arte y Cultura” por su invaluable aporte a la educación artística. La orquesta se creó en diciembre del 2006 y está conformada actualmente por más de 150 niños, niñas y jóvenes que estudian diversos instrumentos en el Conservatorio de Música de la Corporación Municipal de Valparaíso, que demuestran aptitudes musicales y desarrollan sus talentos.

Durante los meses de agosto y octubre, la Orquesta Cormuval trabajó colaborativamente con el Consejo de la Cultura y las Artes de la Región de Valparaíso, para llevar un ciclo de conciertos sinfónicos a seis comunas de la zona.

Francisco Villalobos, director de la orquesta, destacó el reconocimiento, manifestando que “estamos muy agradecidos, naturalmente pensamos que es un premio merecido, porque creo que en estos diez años la Orquesta Cormuval ha desarrollado un trabajo contundente donde hoy estudian 150 niños, y creo que es la única orquesta de la región que tiene todas las cátedras sinfónicas y ha demostrado su calidad artística y su trabajo social que tuvo este proyecto desde sus inicios”.

El poeta y periodista Juan Cameron también fue uno de los galardonados, recibiendo el “Reconocimiento a la trayectoria artística cultural regional” por su aplaudida obra en poesía y prosa relacionada con la vida cotidiana de Valparaíso. Vinculado principalmente a los grupos literarios de la quinta región, Cameron era habitué en el antiguo café Samoiedo de Viña del Mar, junto a Juan Luis Martínez, Gregorio Paredes, Eduardo Parra Raúl Zurita y Jaime Badilla.

“Para mí fue una sorpresa y una alegría cuando la seremi me comunicó está noticia. Claro que es buen gesto que reconozca el trabajo. Con perseverancia y persistencia uno empieza imponer su nombre en las listas. Voy a seguir difundiendo mi trabajo, ya que esto de la escritura es una cosa vital, es parte de uno el escribir, siempre estoy en eso y siempre”, dijo Cameron al recibir el galardón.

En tanto, el “Premio a Medios de Comunicación y/o Difusión Cultural” se lo llevó Radio Valentín Letelier, emisora regional que actualmente se ha transformado en una tribuna permanente para artistas, gestores y productores de diversas disciplinas del ámbito cultural.

El director de RVL, David Carrillo, manifestó que “creo que se trata de un justo reconocimiento a la labor que realiza nuestra emisora. En los últimos años nos hemos empeñado no solo en hacer una propuesta musical que haga frente a la homogeneidad que exhibe el dial en la actualidad, sino también en ser un espacio de comunicación de la actividad cultural que se realiza en la región y el país”.

Las agrupaciones culturales no estuvieron ausentes en esta quinta versión. El Centro Cultural y Colectivo Teatral La Mandrágora de Viña del Mar, recibió el “Premio a la Organización Cultural” por su trabajo en campamentos y comunidades radicadas en la parte alta de la Ciudad Jardín, donde se han generado diversas acciones como talleres artísticos y socioeducativos, encuentros literarios y teatrales, y redes de apoyo con establecimientos educacionales.

Por otra parte, el Carnaval Mil Tambores fue reconocido con el “Premio a la Actividad Cultural de Participación Ciudadana”, iniciativa que, desde 1999, ha destacado en líneas de formación, creación, mediación y extensión para distintas disciplinas artísticas, y en la promoción de políticas socio-culturales en una red nacional e internacional.

En cultura ancestral, el “Premio transmisión de la cultura de los Pueblos Originarios” fue otorgado a Selfa Antimán, una de las fundadoras de la Organización Mapuche Pehuenche de la comuna de Santa María, y  una de las participantes más activas en la elaboración de la Ley Indígena. En la actualidad,  forma parte de seminarios, defendiendo la cultura mapuche e inculcando a niños, jóvenes y adultos el respeto por sus antepasados.

La activista política francesa Monique Markowicz, a sus 84 años de edad, destacó con el “Premio Cultura, Memoria y Derechos Humanos” por su importante trabajo en la defensa de los derechos humanos y el rescate de la memoria en Valparaíso. De origen judío y comunista debió enfrentar situaciones muy dolorosas e injustas, al ser separada de sus padres, lo que incidió en su incorporación a temprana edad al Partido Comunista francés, en donde desarrolló tareas de solidaridad con los países que luchaban contra el colonialismo.

Markowicz fue miembro de la Comisión de Derechos Humanos y ha sido infatigable activista por los derechos de los pueblos indígenas, de la infancia y adolescencia.

En otra categoría, la  Fundación Buen Pastor de San Felipe recibió el “Premio a la puesta en valor del patrimonio”, por realizar una destacada labor educativa, cultural y patrimonial en el restaurado Conjunto Patrimonial Buen Pastor, conformado por la iglesia y convento,  el Centro de Restauración,  la Biblioteca, el  Archivo Histórico y el Museo de Arte Sacro y Costumbrista. El año 1989 fue nombrado Monumento Histórico Nacional.

Mientras que el “Premio a la expresión del patrimonio” se lo llevó la agrupación  de Baile Chino Calle Ortiz de la misma comuna, tradición familiar que lleva más de 144 años de historia en el Valle de Aconcagua. Actualmente sus integrantes participan en encuentros y fiestas religiosas del culto católico, relacionado con Fiestas de la Virgen u otras festividades religiosas de la región y el país.

 

 

 

Volver arriba