Obispado de Chillán recibe Fondo de Reconstrucción Patrimonial para la Cruz Monumental

Por la importancia que tiene a nivel regional, el primer templo en reconstruirse en la diócesis fue la Catedral de Chillán. En una primera etapa se restauró completamente quedando pendiente el proyecto de restauración de la Cruz Monumental.

El obispo de Chillán, Monseñor Carlos Pellegrin, junto al Director Regional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), Juan Eduardo King, presidieron la ceremonia de traspaso de recursos para la restauración de la Cruz Monumental de la Catedral de Chillán, dañada por el terremoto del 27 de febrero de 2010.

La asignación de recursos, que supera los 50 millones de pesos, se enmarca en el Programa de Reconstrucción Patrimonial del Consejo Nacional de la Cultura y Las Artes, al cual postuló el Obispado de Chillán.

“Dar gracias por el cariño a la ciudad y por la identidad que regala esta Cruz que recuerda la tragedia y destrucción de 1939. Hoy, con mayor alegría hoy miramos la Catedral, icono bicentenario, ya reparada luego de los danos del terremoto. Nuestro trabajo ahora es reparar la Cruz Monumental, verdadero símbolo de unidad y compromiso de oración por las víctimas. Agradezco la gestión del Consejo de la Cultura que aporta en este proceso con un aporte de 51 millones, correspondiente al 50% del total del proyecto de reparación”, expresó Monseñor Carlos Pellegrin, Obispo de Chillán.

Las obras de reparación, cuyo inicio se estima para el primer semestre de 2013, consideran refuerzo estructural interior; restauración de hormigón dañado y de fisuras interiores y exteriores; como también la reposición completa del revestimiento de la Cruz Monumental, significando una inversión total de 100 millones de pesos.

Por su parte, el Director Regional del Consejo de la Cultura y las Artes, Juan Eduardo King, expresó que las necesidades surgidas luego del terremoto llevaron al Consejo a buscar recursos extraordinarios. “Esta Cruz es una estructura simbólica para la comunidad y se emplaza en un lugar significativo para la comuna. En Chillan existe un alma colectiva y una actitud de las personas para superarse y trabajar en conjunto”, enfatizó.

El Programa de Reconstrucción Patrimonial busca el incentivo de la alianza público-privada, en el cual el CNCA financia el 50% del proyecto y el gestor responsable, como requisito, debe asegurar el resto del financiamiento con otras fuentes de recursos, pudiendo recurrir para tal efecto a los beneficios de la Ley de Donaciones Culturales.

Volver arriba