Ministro Ottone inaugura Pabellón de Chile en la Bienal de Venecia: “Es sobrecogedor el diálogo entre los pueblos originarios y la visión contemporánea que se da en Werken”

Werken muestra más de 1000 máscaras mapuche kollong, usadas en rituales que están ubicadas en el centro de una sala rodeadas por cerca de 7 mil apellidos mapuches que aparecen de forma aleatoria con letras rojas en letreros led ubicados a la altura de los ojos del espectador.

La obra que pone en escena el trabajo de cerca de cuarenta artesanos mapuche, se hizo realidad gracias a un largo trabajo que se inauguró hoy en el Arsenale de la Bienal de Venecia, lugar hasta donde  llegó el ministro de Cultura de Chile, Ernesto Ottone, el embajador de Chile en Italia, Fernando Ayala, artistas, curadores y gestores chilenos y de todas partes del mundo para celebrar el trabajo realizado por Oyarzún y Escobar.

“Estamos tremendamente orgullosos del resultado de este proyecto. Es realmente sobrecogedor entrar, encontrarse con la obra que hace unos meses vimos en papel y que hoy es una realidad. Werken es una oportunidad de generar un espacio de encuentro entre visiones y experiencias en torno al arte, desde la mirada indígena u originaria, en diálogo con el arte contemporáneo, siendo ambas miradas y lógicas parte de lo que nos constituye como sociedad. Es lo ancestral con lo contemporáneo en diálogo e interacción”, dijo el Ministro Ottone sobre la participación de Chile en Venecia.

En 2016 el Consejo de la Cultura realizó un llamado a curadores latinoamericanos para presentar proyectos de artistas chilenos para la 57ª Bienal de Venecia, proceso que culminó con la selección de Werken,  de entre cerca de 20 proyectos postulados.

Ticio Escobar, ex ministro de cultura de Paraguay y quien siempre ha trabajado con el tema indigenista, dijo sobre su trabajo: “A mí siempre me ha interesado procesar contenidos y mensajes políticos relacionados con el tema indígena presentado como una puesta en escena de una obra de arte contemporánea”.

La obra de Bernardo Oyarzún ya ha llamado la atención de la prensa internacional, ocupando portadas de medios como Corriere della Sera y La Vanguardia; además de ser destacado como uno  de los 10 pabellones recomendados de esta Bienal por publicaciones como Billionaire y Aesthetic.

La participación de Chile en la 57ª Exposición Internacional de Arte de Venecia depende del Consejo Nacional de Cultura y de las Artes de Chile y es organizada en colaboración con el Ministerio de Relaciones Exteriores a través de la Dirección de Asuntos Culturales (DIRAC) y la Fundación Imagen de Chile.

Además de Werken,  Chile también está presente en la curaduría general de “Viva Arte Viva”, con el trabajo de los audiovisualistas Enrique Ramírez y Juan Downey, quienes fueron elegidos entre 120 artistas para participar de esta exhibición.

WERKEN AL CENTRO CERRILLOS

Werken estará presente en la Bienal de Venecia hasta el 26 de noviembre, y luego viajará a Chile para presentarse en el Centro Nacional de Arte Contemporáneo Cerrillos en el primer trimestre de 2018.

“Para nosotros es muy importante que la presencia chilena en el exterior pueda tener una réplica en el país y que los ciudadanos puedan entender cómo estas obras son seleccionadas para poder hacer un trabajo de mediación”, dijo el ministro Ottone al anunciar el montaje de Werken en el Centro Cerrillos.

SOBRE BERNARDO OYARZÚN

Bernardo Oyarzún nació en Los Muermos, Región de Los Lagos, Chile, en 1963. Vive y trabaja en Santiago y Cabrero, Región del Biobío, Chile.

Artista visual, estudia en la Facultad de Artes de la Universidad de Chile entre 1982 y 1988 donde recibe el grado de Licenciado en Artes Plásticas con mención en grabado y pintura. Su obra ha estado vinculada al contexto popular, los espacios marginales, problemáticas que reflexionan acerca de la identidad, las raíces, el mundo indígena y, de manera crítica, su relación con la sociedad chilena contemporánea.

Ha participado en 12 bienales de arte, entre las que destacan Praga (2003), Valencia (2007), La Habana (2009). Ha realizado decenas de exposiciones individuales y residencias internacionales. Ha sido premiado con el Art Forum Competition, Harvard en 2008, el Premio Altazor en 2011, entre otros. Su obra está presente en más de 40 catálogos y libros de arte, y en las colecciones de DAROS Latinoamérica, BLANTON MUSEUM

Volver arriba