Ministro de Cultura visita ex Clínica Santa Lucía y Comisión Nacional de Derechos Humanos

El Secretario de Estado participó en una visita al sitio de memoria junto a familiares y víctimas del centro de tortura. Actualmente el CNCA trabaja en la recuperación de diferentes Sitios de Memoria del país, con el fin de visibilizar su aporte al patrimonio de la memoria y generar vinculación con instancias artísticas y culturales.

Un recorrido por lo que fueron las instalaciones de la ex Clínica Santa Lucía y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, realizó el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, junto a la Subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, en el marco de la visita de Ministros y autoridades a 19 Sitios de Memoria a lo largo de todo el país.

El inmueble, ubicado en Santa Lucía 162 abrió sus puertas a la ciudadanía para dar testimonio de un episodio de la memoria reciente del país. Al respecto, el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, señaló que “el 11 de septiembre es una fecha muy importante para Chile, por lo que significó la ruptura democrática. Este año el esfuerzo del Gobierno, a través de las distintas Secretarías de Estado, es tratar de relevar la importancia que tienen los Sitios de Memoria y Derechos Humanos en la construcción del diálogo y la paz”.

El Secretario de Estado agregó que “desde el Consejo de la Cultura, el año pasado creamos en el Fondo del Patrimonio, una Línea específica para el rescate, restauración y remodelación de Sitios de Memoria, para recuperarlos y abrirlos a la ciudadanía. Hoy contamos 19 reconocidos a lo largo del país, pero que sabemos que son más. Esa es una forma más para que la famosa frase del Nunca Más tenga eco en la conciencia de las nuevas generaciones respecto de lo que aconteció en estos espacios”.

Ex Centro de Detención Clínica Santa Lucía

Diseñado en 1934, por el arquitecto Alberto Cruz Montt, el inmueble fue residencial hasta junio de 1972, cuando fue adquirido por el Secretario General del Movimiento de Acción Popular Unitaria (MAPU), para ser utilizado como sede del Regional Metropolitano y de la Dirección Nacional del partido. Fue utilizado como tal hasta el golpe de Estado en 1973 cuando fue allanado y ocupado por las fuerzas de seguridad y orden.

El inmueble pasó a manos del Estado, siendo ocupado por los agentes de la dictadura desde 1973 hasta 1977. Durante este periodo fue utilizado como infraestructura de apoyo sanitario, médico y logístico de los centros de detención y tortura de la Región Metropolitana. Manuel Contreras, Osvaldo Romo e Ingrid Olderock tuvieron oficinas en este lugar.

En la Asamblea General de las Naciones Unidas el 8 de octubre de 1976, se reconoció a éste y otros inmuebles como centros de detención clandestinos, lo que dio pie a una campaña internacional de denuncia de las violaciones de los Derechos Humanos por parte de la dictadura cívico militar liderada por el General Augusto Pinochet Ugarte.

Unidad de Cultura y Memoria y DD.HH. del CNCA

Desde abril del 2015 el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes cuenta con la Unidad de Cultura y Memoria y DD.HH. ha desarrollado en conjunto con la Mesa de DD.HH. y Cultura, las bases para la construcción de una Política Cultural de Memoria y DD.HH., impulsando diversas instancias de encuentro y reflexión con diversas organizaciones vinculadas al tema.

En ese contexto, se está elaborando una política pública de Sitios de Memoria, generando instancias de apoyo, asistencia técnica en la postulación a los Fondos de Cultura del CNCA y en la participación transversal con otros programas del Servicio como Chile-Celebra y Patrimonio.

Además la Unidad de Cultura y Memoria y DDHH del CNCA está trabajando un proyecto estratégico regional de Sitios de Memoria, con el fin de visibilizar su aporte al patrimonio de la memoria y poder generar vinculación con colaboraciones técnicas, artísticas y culturales.

Volver arriba