Ministro de Cultura instala primera piedra del Centro Cultural en la ex Estación de Trenes de Quillota

Ernesto Ottone, junto a autoridades locales, participó en la ceremonia que dio inicio formalmente a las obras del proyecto que contempla una inversión de más de $3.300 millones y una construcción de 3.000 m². Salones dedicados a las diferentes disciplinas artísticas podrán recibir simultáneamente a 700 personas en los tres niveles del inmueble.

En la ex bodega de la estación de trenes de Quillota, en plena avenida Condell, el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, encabezó el vamos definitivo a la construcción del nuevo Centro Cultural de Quillota, con la ceremonia de postura de la primera piedra, a la que también asistieron el alcalde de la comuna, Luis Mella; el Intendente de la Región de Valparaíso, Gabriel Aldoney; el Gobernador de Quillota, César Barra, y parlamentarios de la zona.

«Este tipo de proyectos, de esta envergadura, no sólo son importantes para las comunas y las regiones, son importantes para el país y para la desconcentración y descentralización que es parte del legado que quiere dejar la Presidenta de la República”, señaló el Secretario de Estado y agregó: “Este va a ser un lugar de encuentro, de excelencia, de participación local de los creadores, pero como todos los espacios que hemos estado inaugurando, es un espacio para la ciudadanía, y eso es fundamental: encontrarse con el rescate patrimonial e histórico de lo que significaba esto y transformarlo en una gran bodega del alma como le decimos nosotros, no tenemos duda que va a ser un gran aporte para el país”.

“El mundo de la cultura de Quillota va a tener un lugar de encuentro y va a ayudar a nuestro gran proyecto de transformación cultural que busca la felicidad del ser humano, que es lo que nos hemos propuesto en esta comuna”, indicó el alcalde Luis Mella, que en 2016 celebra los 300 años de su comuna: “En noviembre del próximo año iniciamos las celebraciones del tricentenario y, si Dios quiere, vamos a estar inaugurando este centro cultural. Qué mejor aporte a la cultura quillotana que a los 300 años estemos inaugurando un centro cultural”.

La bodega de la ex Estación de Trenes es un edificio patrimonial construido a fines del siglo XIX en estructura de ladrillo y albañilería. Las obras cuentan con un financiamiento de más de $3.300 millones del Gobierno Regional y son ejecutadas por la empresa Gómez-Recabarren. El Consejo de la Cultura aportó $ 400 millones para la compra de la bodega, el año 2008.

centro-cultural-quillota2

El Centro Cultural, que llevará el nombre del filántropo, empresario y gestor cultural Leopoldo Silva Reynoard, pondrá a la comuna de Quillota a la delantera en materia cultural, con instalaciones de primer nivel que, entre otras características, podrá recibir en simultáneo a 700 personas en sus tres niveles, que suman un total de 3.000 m². Además contará con un gran foyer de casi 200 m² y un auditorio que supera los 300 m² y cuenta con capacidad para 280 personas.

El inmueble dispondrá de dos salones para la práctica y estudio de la danza con casi 100 m² cada uno y otros dos espacios destinados a la formación general y diferentes salas destinadas al folclore, escultura, pintura, esmalte y cerámica, arte integral, música y un estudio de grabación.

“Esto es lo que nosotros deberíamos desarrollar e la Región, buscar proyectos que tengan impacto, que generen un cambio en la situación actual. En ese sentido, no me cabe la menor duda de que este Centro Cultural también va a significar un cambio de cómo, no sólo los artistas, sino que también los ciudadanos comunes y corriente”, reflexionó el Intendente Aldoney.

El recinto tiene como objetivo constituirse como la institución referente en formación de lenguajes artísticos en las áreas de música, plástica y artes escénicas del interior de la Región de Valparaíso, recurriendo a un punto de partida que inicia el debate sobre el arte como objeto y concepto y con especial énfasis en el espíritu crítico y reflexivo frente a las múltiples manifestaciones históricas y contemporáneas, la dimensión multifacética de la obra de arte, el rol activo del espectador y el desarrollo integrado de las artes y cultura.

Volver arriba