Juanjo Montecinos & Banda realizó concierto para motivar a estudiantes de la provincia

Cerca de 2 horas duró la presentación que mezcló música y diálogo junto a 300 jóvenes pertenecientes a colegios en situación de vulnerabilidad de la Provincia de Llanquihue, en el marco del programa Red Cultura del CNCA.

Con gran energía y entusiasmo, alumnos de siete colegios de la provincia recibieron al artista en escena que dio el puntapié inicial a la programación 2014 de Red Cultura, iniciativa impulsada por el Consejo de la Cultura y las Artes en alianza con la Corporación Cultural de Puerto Montt y que se realizó esta mañana en el teatro Diego Rivera.

Fueron diez canciones de ritmos tan diversos como folclore, reggae, hip hop, funk y cumbia las que pudieron disfrutar los jóvenes, quienes durante el concierto, dialogaron e interactuaron con el músico temuquense, con tal motivación que incluso uno de los estudiantes en el público subió a compartir escenario con el artista.

“Fue un concierto de esos que uno como artista siempre espera: con energía, gritos y aplausos. Hubo una entrega muy potente de nuestra parte y recibimos mucha energía de vuelta.  Poder haber escuchado a un estudiante rapero que se subió a cantar, que haya compartido eso con nosotros y que los chiquillos se atrevieran a preguntar algunas cosas significa que fue importante para ellos”, señaló Juanjo Montecinos, vocalista del conjunto.

La actividad tuvo como invitado a alumnos de la Escuela Miramar y, precisamente uno de ellos, se decidió a subir al escenario para rapear una de sus canciones junto a la banda. “Mis compañeros me animaron para que subiera a cantar, sentí su apoyo y me atreví a mostrar lo que sé hacer. Canto desde muy chiquitito y me gustaría dedicarme a la música ya que tengo canciones de rap y participo en tocatas que organizan mis amigos. Esto me motiva a seguir haciendo música”, señaló Jason Campos, alumno del 8° básico de este establecimiento.

Futuros artistas y espectadores

Desde el año 2012, el programa Red Cultura se lleva a cabo junto a alumnos de los liceos Benjamín Vicuña Mackenna, Politécnico de Mirasol, Industrial de Alerce, Liceo Rural Piedra Azul, Liceo Rural Las Quemas, Liceo Punta de Rieles de Los Muermos y la Escuela Kimun Lawal.

“Es el tercer año en que somos parte de este programa con los mismos alumnos que estaban en 1° medio en ese entonces. Venir a estas actividades ha generado en ellos conductas muy positivas. Hemos participado en todas las actividades desde el año 2012 y creo que los jóvenes han alcanzado conocimientos muy amplios e interés por las actividades artísticas”, aclaró la profesora Cristina Castillo, quien acompañó al 3° medio del Liceo Punta de Rieles de la comuna de Los Muermos.

Entre sus principales objetivos, el programa Red Cultura busca acercar a los jóvenes a las actividades que desarrolla el Centro Cultural y entregarles herramientas de apreciación artística con el fin de mantener este interés y convertirlos en los futuros espectadores y asistentes a las distintas manifestaciones culturales y espectáculos artísticos.

Evelyn Almonacid, directora del Consejo de la Cultura y las Artes de la Región de Los Lagos, acompañó a los jóvenes durante el concierto y expresó el anhelo de que ellos se conviertan en los futuros espectadores de actividades culturales, mediante un enfoque de aprendizaje a través del arte y la cultura, con el fin de fortalecer el desarrollo de los jóvenes de nuestra región. “Estamos colaborando en la formación de las audiencias del mañana”, finalizó.

Más actividades de Red Cultura

Durante el año, los alumnos de estos siete colegios pertenecientes al programa Red Cultura, podrán asistir a una serie de actividades de diversas disciplinas como teatro, danza, música, literatura, cine, entre otras. Éstas se sumarán a las realizadas hasta la fecha que incluyen la asistencia a reconocidas obras de teatro como “Sobre la cuerda floja” y “Amores de cantina” de Juan Radrigán, además de actividades como una presentación del pianista Roberto Bravo, ciclos de cine y un concierto del grupo musical Lucybell.

Volver arriba