Educación, desarrollo sustentable y pueblos originarios se relevan en encuentro de patrimonio regional

Actividad se realizó de forma virtual y convocó a comunidades cultoras y representantes de espacios culturales y patrimoniales.

La necesidad de abordar la educación patrimonial en el currículum escolar y reconocer la importancia de los pueblos originarios en el acervo cultural y patrimonial, fueron parte de los ejes debatidos en el encuentro regional de patrimonio, que se realizó en el marco del proceso de diseño del Plan Nacional de Patrimonio Cultural. La actividad convocó autoridades regionales, cultores y cultoras del patrimonio, además de representantes de organizaciones y espacios culturales.

La seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Constance Harvey, indicó que “esperamos poder contar con un instrumento que nos permita gestionar el patrimonio cultural, a corto, mediano y largo plazo, desde un enfoque territorial, que facilite la articulación y coordinación de las distintas instituciones del estado, así como los diversos instrumentos de planificación regional y local”.

Durante la jornada, se establecieron algunos ejes de trabajo, tales como la incorporación de la educación patrimonial en el currículum escolar vinculado a territorios y comunidades; valoración de los pueblos originarios y el reconocimientos de nudos críticos con la institucionalidad; la implementación de una política de conservación y desarrollo sostenible para la gestión patrimonial en municipios; además del fortalecimiento del vínculo con organizaciones internacional como Unesco y Cepal, avanzando en la repatriación de objetos patrimoniales.

El Plan Nacional de Patrimonio Cultural es parte de los desafíos que establece la Ley 21.045 que crea el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.  Este año se inició la fase de diseño del plan, que incorpora la visión de las regiones, en especial de la región de Valparaíso, por la cantidad de patrimonio protegido y reconocido: dos Sitios de Patrimonio Mundial (Valparaíso y Rapa Nui) ; la inscripción de los Bailes Chinos en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de Unesco; seis tesoros humanos vivos; ocho expresiones inscritas en el registros de patrimonio inmaterial; y 154 monumentos nacionales.

Volver arriba