Dramaturgo italiano Renzo Sicco en Diálogos en Movimiento: “La lectura debe ser un placer”

El autor de “El funeral de Neruda” fue el último creador que participó en el ciclo de Diálogos en Movimiento que se desarrolló en la Región de O’Higgins, a través del Plan Nacional de la Lectura.

En la Biblioteca 34 Eduardo de Geyter de Rancagua se realizó el último encuentro de Diálogos en Movimiento, del Plan Nacional de la Lectura, un programa del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes que se centra en fomentar la lectura y generar un vínculo práctico entre el texto, su autor y el lector, a partir de un diálogo abierto entre escritores latinoamericanos y jóvenes.

En esta oportunidad, participó el dramaturgo italiano Renzo Sicco, autor de “El funeral de Neruda”, y estudiantes del Liceo Óscar Castro de Rancagua, quienes fueron recibidos por la Directora y Presidente del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, María Verónica Atton Bustamante.

“Como profesora de Lenguaje siempre he planteado que hay que leer por gusto y no por susto. A través de Diálogos en Movimiento, eso lo que buscamos: que los jóvenes aprecien la lectura. También queremos entregarles la experiencia de compartir con el autor, porque generalmente pensamos que los autores están muertos o lejos, entonces no se da la oportunidad de compartir con ellos, no existe esa relación tan cercana y directa como la que se vive en esta instancia, que es única”.

Respecto de la obra “El funeral de Neruda”, Verónica Atton comentó que “es un libro que para nosotros tiene mucho sentido porque tiene historia, literatura y memoria. Y tanto la memoria como los Derechos Humanos, son temas que como Consejo hemos comenzado a abordar a partir de este año. Los Derechos Humanos son propiedad de toda la humanidad y no de un sector de la sociedad, son derechos fundamentales del ser humano y cualquier libro que toque este tema, nos va formando como personas y como seres respetuosos de esos derechos».

Experiencia enriquecedora para el escritor y los estudiantes

Por qué eligió a Pablo Neruda, cuál es la influencia de Latinoamérica en su obra, cómo se inspira o qué busca cuando escribe, fueron algunas de las preguntas que los estudiantes del Liceo Óscar Castro plantearon al dramaturgo italiano Renzo Sicco.

Además de responder todas las interrogantes y a modo de consejo, el autor precisó que a su juicio, “la lectura debe ser un placer” que nos de la “capacidad de soñar”, porque para él, la lectura es tan importante que incluso los libros se transforman en “ventanas que pueden salvar a alguien en condiciones extremas”, pues recuerda haber conocido personas que pasaron por centros de detención y cantaban canciones o recitaban poemas para soportar sus penurias.

A través de su creación, Renzo Sicco quiere rescatar “la fuerza de la palabra porque ha perdido credibilidad”. Y en este sentido, fue precisamente el poema “La Palabra” de Neruda lo que le inspiró a escribir sobre el funeral del poeta.

Amante de Latinoamérica con un especial interés en Chile, el dramaturgo destaca de esta parte del continente “sus momentos oscuros y maravillosos” y por sobre todo su solidaridad. Además sostiene que la obra de Neruda ha devuelto la “identidad a los latinoamericanos, cantando sobre cosas que aparentemente no debería cantar la poesía, como por ejemplo un caldillo de congrio o un tomate”.

Entre los asistentes, “la mala imagen de Neruda” también saltó a la palestra: que tenía fama de caprichoso, mujeriego e inclusive que era una persona poco querible por su mal carácter. Al respecto, el dramaturgo sostuvo que “el alma humana muchos motores” y advirtió que es necesario distinguir la obra del personaje.

Desde su perspectiva, él sostiene que “las personas públicas se cansan porque todos le piden lo mismo (…) Neruda era muy niño y muy caprichoso, pero él se podía permitir ser caprichoso. Ahí Matilde tenía que controlarlo mucho, porque también a veces se equivocaba de cama”, comentó entre risas, refiriéndose a los episodios de infidelidad del vate, Premio Nobel de Literatura en 1971.

Consultado por lo que busca generar en quienes conocen su obra, Renzo Sicco respondió que aspira a que “que el lector descubra el placer de la palabra”. En su intervención, la alumna Gabriela Cabrera, de tercero medio, le dijo a Renzo Sicco que compartir con él “ha sido una experiencia demasiado genial porque uno piensa que nunca va a conocer a los autores de los libros que lee, y verlo, poder hablarle y decirle que su libro me emocionó, que me encantó cómo lo escribió, fue una experiencia demasiado linda para mí”. A lo que el dramaturgo contestó que precisamente eso es lo que busca generar en quienes conocen su obra y agregó “muchas gracias por tus palabras. Gracias a eso ahora vivo más feliz el resto de mis días”.

Volver arriba