Cultura Móvil llegó a Puquiñe abriendo espacios para relevar historia y actores locales

La iniciativa del Consejo Regional de la Cultura y las Artes realizó su cuarta jornada, que incluyó un taller de fieltro para niños y niñas y muestras artísticas de música, poesía, danza y teatro.

Cultura Móvil completó su cuarta jornada del año, llegando a la localidad de Puquiñe, en la comuna de Lanco. La iniciativa del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, ejecutada a través de su programa Acceso Regional, llevó hasta la escuela del sector una programación que incluyó actividades de recuperación de memoria e historia con participación de actores relevantes del propio territorio, muestras artísticas y un taller para niños, entre otros.

“Las jornadas de Cultura Móvil rescatan el acceso, el componente territorial, el cohesionar el tejido social con lo cultural. No es solo un trabajo que va y viene, sino que obedece a un proceso comunitario, porque aquí están presentes gente de la escuela, apoderados, dirigentes de algunas comunidades, lo que lleva a reforzar este componente que es social, cultural, comunitario; lo potencia, lo refuerza, reencuentra a la gente de un territorio con la base de la cultura”, señaló la directora regional de Cultura, Lorenna Saldías, quien estuvo a cargo de inaugurar la jornada junto al director del establecimiento educacional, Daniel Vivanco.

La autoridad regional destacó la participación de los niños y niñas del sector, lo que, dijo, contribuye a cerrar la brecha de desigualdad. “No porque están en zonas alejadas o rezagadas no podemos llegar a ellas y relevar a los actores que para ellos son importantes, como Faumelisa Manquepillán, intercambiando, compartiendo con ellos desde sus saberes, desde la pertinencia cultural hasta el acceso a la información de algunos de nuestros programas, talleres creativos para los niños y también que ellos puedan intercambiar con nosotros lo que hacen, desde su mirada y su cultura”, señaló.

Con el objetivo de rescatar elementos de la historia del sector, el profesor Jorge Manquepillán recorrió aspectos de la creación de la escuela rural de Puquiñe, fundada sobre los terrenos donados por Francisco Calfuleo y Fernanda Pucci, mostrando el primer libro de actas en que consta la decisión y los aportes de un grupo de habitantes de la comunidad por contar con una escuela.

El testimonio del hablante mapuche Claudio Calfuleo, nieto de Francisco, emocionó a los asistentes por su historia de esfuerzo, en la que pese a las dificultades de la época, no claudicó por transmitir su cultura y aprender la lengua, dándola a conocer a otros.

Como representante de las nuevas generaciones y en su condición de ex alumno de la escuela y presidente de la comunidad mapuche de Puquiñe compuesta por unas 30 familias, Guillermo Jaque Calfuleo hizo una pormenorizada revisión a la formación de la comunidad, detallando aspectos históricos y destacando la figura de artistas locales, así como el rol que la escuela ha desempeñado en la formación de quienes componen la comunidad.

“Me parece muy bien que el Consejo de la Cultura valore la oralidad, la historia local de los lugares a los cuales se traslada, porque muchas veces cuando se habla de pueblo mapuche se recurre a las crónicas de los jesuitas, de Pedro de Valdivia, de soldados españoles, pero al hacer eso se pierde un poco el sentido local y el sentimiento propio de mapuche respecto a nuestra cultura, porque se escribe desde una visión de fuera, se tergiversa el sentido cultural que tenemos como mapuche y también se generaliza”, sostuvo el dirigente. “Aunque se reconoce una identidad única que está afiatada, nos reconocemos como un pueblo, una cultura, una nación, pero dentro de eso mismo hay características propias de los lugares que nos dan una riqueza cultural más grande aun”, agregó.

A cargo de Marianne Maier, estudiantes de primer ciclo básico participaron de un taller de fieltro, resultando en dos obras murales. Como representante de una de las familias de mayor influencia en el sector, Faumelisa Manquepillán mostró su música y poesía, la que además compartió en el escenario junto a sus alumnos, a quienes enseña el mapuzungun a través de canciones. En el lugar además se montó una muestra de sus esculturas y de instrumentos musicales mapuche de Guillermo Jaque Calfuleo.

El talento de los niños y niñas de la escuela también estuvo presente a través de dos cuadros de danza inspirados en la cultura mapuche y la presentación de la obra teatral “Siempre Verde”, con un sentido llamado a la protección del bosque nativo, ambas expresiones dirigidas por la profesora Lidia Jaramillo.

Otros programas

Con el objetivo de informar acerca de los demás programas y servicios con que cuenta el Consejo de la Cultura, el área de fomento de las artes y las culturas de los pueblos originarios presentó a miembros de la comunidad las acciones contempladas en el plan de revitalización cultural que está ejecutando.

Asimismo, el programa Red Cultura presentó al colectivo 4 Elementos, que durante dos meses se asentará en el lugar para desarrollar una residencia artística a través de un proyecto que trabajará directamente con la comunidad de Puquiñe.

Como una muestra del trabajo del colectivo 4 Elementos, estudiantes del liceo Óscar Moser de Padre las Casas presentaron la obra de teatro «Vengo de mi corazón», basada en textos de Gabriela Mistral.

 

Jornadas

El programa Acceso Regional del Consejo de la Cultura a través de la línea programática Desarrollo Territorial está llevando a cabo las Jornadas Cultura Móvil, iniciadas el 2015 y que consisten en un trabajo en terreno a bordo de un conteiner equipado con lo necesario para el desarrollo de talleres y mesas culturales informativas.

Este año las jornadas se han programado en base a un diagnóstico sociocultural, con la finalidad de promover el acceso y el desarrollo cultural en el territorio, articulando los programas del Consejo de la Cultura y las Artes y otros servicios públicos, y trabajando con el mapa de actores sociales relevantes de cada una de las comunas y localidades cubiertas, integrando así sus necesidades y realidades al desarrollo del proyecto.

Junto a Puquiñe, Cultura Móvil ya ha visitado las localidades de Neltume, Pelchuquín y Pilfitrana. Próximamente llegará hasta Llancacura y la población Irene Daiber en La Unión.

Volver arriba