Concurso de fotografía “Captura tu entorno” premió a dos estudiantes de la Región Metropolitana
  • Sofía Pérez Oyarzo y Franco Brunetto Castillo recibieron reconocimientos nacionales en la categoría enseñanza básica.

Dos estudiantes fueron los ganadores de la Región Metropolitana a nivel nacional del VII Concurso Escolar de Fotografía del Patrimonio Cultural Inmaterial “Captura tu Entorno”, iniciativa del del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio desarrollada a lo largo de Chile través de sus departamentos de Educación y Formación en Arte y Cultura, Patrimonio y el Área de Fotografía.

Se trata de Sofía Pérez Oyarzo del 7 básico del American British School de La Florida, quien obtuvo el reconocimiento nacional de enseñanza básica por su obra “Cansado”; y de Franco Brunetto Castillo, alumno de 7 básico del Colegio Sagrados Corazones de Alameda de la comuna de Santiago, en la categoría mención honrosa enseñanza básica nivel nacional, por su creación “Herencia familiar”. Ambos recibieron diplomas firmados por la Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Alejandra Pérez, la fotografía con la que ganaron el concurso enmarcada y una cámara fotográfica.

“Durante los últimos cinco años, esta iniciativa ha contribuido al desarrollo de la sensibilidad artística de la comunidad escolar de nuestro país al proponer a niños, niñas y jóvenes el fascinante desafío de contarnos por medio de imágenes acerca del “patrimonio vivo” que les rodea”, comentó la Secretaria Regional Ministerial del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de la Región Metropolitana.

Sobre Captura Tu Entorno

Concurso organizado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que invitó a estudiantes de 5° básico a 4° medio, a participar en la séptima versión del concurso escolar de fotografía del Patrimonio Cultural Inmaterial «Captura tu entorno».
El Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) comprende las tradiciones o expresiones vivas de nuestras comunidades, heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, que expresan la diversidad cultural del país. Por ejemplo, las recetas y secretos de cocina que están dentro de las familias, los oficios que se han transmitido de generación en generación, las historias o leyendas sobre un determinado lugar, los juegos tradicionales o los conocimientos sobre medicina popular y herbolaria, entre otras expresiones propias de cada familia, comunidad, localidad o territorio.

Unesco, en la Convención de la Salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial 2003, a través de su artículo 2°, nos indica que: “Se entiende por patrimonio cultural inmaterial, los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas – junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes – que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconocen como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana”.

 

 

 

Volver arriba