Con catorce organillos en escena se realiza cierre de itinerancia de organilleros y chinchineros por escuelas de la zona sur de la RM

En el marco del programa Portadores de Tradición de la Unidad de Patrimonio Cultural Inmaterial del Consejo de Cultura, la actividad realizada el miércoles en Espacio Matta, reunió a más de un centenar de niños y niñas de escuelas municipales de La Granja, quienes apreciaron el talento de los integrantes de la Corporación Cultural de Organilleros de Chile, Tesoros Humanos Vivos.

Siete fueron los establecimientos municipales de las comunas de San Ramón, La Pintana y La Granja, por los que se realizó la itinerancia de la Corporación Cultural de Organilleros (reconocida el año 2013) y que concluyó el pasado miércoles con catorce organillos en el escenario. Esta presentación de cierre forma parte del Programa Portadores de Tradición, de la Unidad de Patrimonio Cultural Inmaterial del Consejo de Cultura que desarrolla actividades de difusión de agrupaciones y cultores reconocidos como Tesoros Humanos Vivos.

Los establecimientos educacionales que participaron de la muestra que abordó principalmente, la historia del organillo y del chinchín chileno como oficio popular y en donde los propios cultores relataron la evolución y principales características de los instrumentos, fueron el kínder y primer año básico de la Escuela Benjamín Subercaseaux, el nivel medio del Jardín Infantil de la Escuela San Francisco de Asís y los estudiantes de diferentes cursos de la Escuela Especial Guenipillán, todos colegios de La Granja. Además participaron educadores, apoderados, adultos mayores y vecinos de la comuna.

Cecilia Tudela Ortíz, una de las docentes de la Escuela Especial Guenipillán señaló, “esta presentación es muy importante para que los niños reconozcan que hay oficios que todavía perduran y si nosotros seguimos apoyando y cultivando nuestras tradiciones, nunca se va a perder; es la forma que tenemos de cuidar el patrimonio y que ellos aprendan a través de esta maravillosa experiencia”.

La itinerencia se realizó por siete establecimientos educaciones de las comunas de origen de los cultores, con el fin de propiciar la valoración y reconocimiento de estos cultores por parte de los estudiantes y comunidad educativa y estuvo a cargo de la Corporación Cultural de Organilleros de Chile, compuesta por las familias Lizana, Saavedra, Lara, Apablaza, Cifuentes y Orellana, y los cultores Omar Chávez Peter Estay, Armando Espinoza y Claudio Cortés.

Ariel Führer, profesional del equipo de Patrimonio Cultural de la RM, destacó el sentido y proyección de esta experiencia: “Con la Corporación Cultural de Organilleros de Chile decidimos focalizar esta itinerancia hacia los colegios y escuelas donde viven mayoritariamente las familias de organilleros y chinchineros, mostrándoles la importancia y el valor que tienen sus vecinos como expresión fundamental del patrimonio cultural en Chile. Para el 2016 esperamos sumar a más colegios y comunidades educativas a esta significativa experiencia, además de integrar otras actividades de educación patrimonial las cuales propicien la salvaguardia de este oficio tradicional”.

Establecimientos participantes:

  • Escuela Especial Galvarino 185 de San Ramón
  • Centro de Educación Integrada de Adultos de San Ramón
  • Escuela Victor Jara de La Pintana
  • Colegio Neruda de La Pintana
  • Liceo El Roble de La Pintana
  • Escuela Bélgica de La Granja.
  • Escuela Tecno Sur de La Granja.
Volver arriba