Bordadoras de Miramar y Trilla a Caballo Suelto recibieron Premio Regional de Patrimonio de Los Ríos

El reconocimiento fue entregado por la Seremia de las Culturas, las Artes y el Patrimonio en acto realizado en Lago Ranco. La jornada incluyó un recorrido por puntos culturales y patrimoniales de la comuna.

Las Bordadoras de Miramar y el evento cultural Trilla a Caballo Suelto de Illahuapi Bajo fueron las dos manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial destacadas este año con el reconocimiento que entrega la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio en el Día del Patrimonio Cultural. La distinción se realizó en el marco del acto oficial realizado este sábado 25 de mayo en la comuna de Lago Ranco.

“La celebración de este año ha tenido una significancia especial al estar dedicado al patrimonio cultural inmaterial. Hemos reconocido a dos tremendas iniciativas que tienen mucha trayectoria y además son de carácter colaborativo, por lo que la trascendencia de sus artes, enseñanza y patrimonio es tremendo. Es necesario que no solo nosotros como Gobierno o autoridades, sino la comunidad en su conjunto valore estas iniciativas. El foco de nuestro gobierno está puesto en las personas y por eso ellas son nuestro principal reflejo y a través de este premio las ponemos en valor ”, señaló el Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Helmuth Palma, quien encabezó el acto oficial.

Como anfitrión, el alcalde de Lago Ranco Miguel Meza destacó la historia, identidad y desarrollo cultural de la comuna sede del acto regional.  «Lago Ranco tiene una historia e identidad bastante propia, que de alguna manera está testimoniada en nuestro Museo Tringlo, su historia ancestral y el avance económico a partir de la llegada del ferrocarril. Hoy tenemos personajes y personas que cada día en las distintas actividades y emprendimientos ponen en valor este potencial. Lago Ranco tiene mucho que entregar», señaló.

“Juntos hacemos patrimonio” fue el lema escogido este año. En este sentido, el llamado fue a reflexionar sobre de la sociedad en la salvaguardia del patrimonio, ya sea como cultores, o mediante su reconocimiento, cuidado y difusión.

El énfasis en la valoración de las comunidades y las personas como agentes activos y protagonistas en la construcción del patrimonio se enmarca además en la celebración del décimo aniversario de la entrada en vigencia en Chile de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, en la puesta en marcha del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y en el próximo ingreso del proyecto de Ley de Patrimonio Cultural al parlamento, iniciativa que tiene entre sus ejes la inclusión del patrimonio inmaterial en la legislación.

Ganadores

La coordinadora local del evento Trilla a Caballo Suelto de Illahuapi Bajo, Lorena Sepúlveda, destacó que el premio haya sido entregado a expresiones del patrimonio cultural inmaterial. «Es un reconocimiento a todo un territorio, no solo a la comunidad organizadora. Es un trabajo y sacrificio de mucha gente que está detrás, instituciones públicas que han creído, lo que ojalá pueda perdurar en el tiempo, que se valore la cultura inmaterial. El sacrificio parte de las personas y esto viene a consolidar el esfuerzo de muchas familias del territorio, porque esto no es fácil de realizar, se necesita bastante financiamiento cada año. Como comuneros empezamos en julio a trabajar para salir a flote en febrero y la comunidad se reúne en torno a la siembra”, señaló.

Representando a las Bordadoras de Miramar, su presidenta Sylvia Yáñez, afirmó estar muy contenta y agradecida del premio. «Creo que lo merecemos porque hemos trabajado 20 años en poner en valor la identidad cultural de nuestra zona costera y este premio es un estímulo para seguir trabajando con nuestro patrimonio cultural inmaterial y material y dar a conocer a Chile y ojalá al mundo nuestros bordados. Hemos luchado 20 años, nos juntamos todos los martes y rescatamos el rol de la mujer, logrando un espacio para ellas”.

Entre los argumentos destacados por el jurado en la elección de la Trilla a Caballo Suelto estuvieron el que este evento es visto como un ejemplo concreto de revitalización cultural a través de la reactivación de una práctica originalmente asociada a la subsistencia familiar, es decir, clave desde el punto de vista económico para una comunidad campesina, pero que hoy se realiza en atención a su importancia como elemento cultural inmaterial. Se trata de una manifestación que conecta a los habitantes de una comunidad con su pasado, propiciando además el diálogo intergeneracional y la proyección de su identidad hacia el futuro.

«Es tan relevante el valor cultural de la trilla a caballo suelto en Illahuapi, que se ha transformado, a través de los 16 años en que se realiza de manera ininterrumpida, en un potente atractivo para habitantes de toda la comuna de Lago Ranco, así como de comunas cercanas y turistas, en general. Sin embargo, su valor trasciende lo turístico, pues sigue contribuyendo a reforzar la identidad local, propiciando el encuentro y la generación de redes solidarias, que en un momento, tras el receso de esta práctica comunitaria, parecían perdidas», señaló a nombre del jurado, la encargada del Departamento de Patrimonio Cultural Inmaterial del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural en Los Ríos, Marcia Egert.

Las Bordadoras de Miramar, en tanto, fueron reconocidas por representan un claro ejemplo de lo que puede lograr un colectivo humano a través de la creatividad y la perseverancia, apostando por una forma de expresión colectiva que permita documentar, de manera íntima y a la vez conectada con la identidad local, el cúmulo de experiencias asociadas a lo que significa habitar un territorio costero, y no cualquiera, sino uno marcado por la tradición de la pesca artesanal, con una historia particular y con determinadas condiciones ecológicas, como es la costa valdiviana.

«Las bordadoras, a lo largo de 20 años, han logrado generar un gran acervo de imágenes representativas del patrimonio cultural material y natural de su entorno. Cabe destacar que este colectivo de mujeres se ha dedicado permanentemente al aprendizaje y a su vez a la transmisión del oficio así como a plasmar en imágenes su experiencia de vida, tradiciones costeras y su patrimonio natural», dijo Egert en su alocución.

Sobre el premio

La Secretaría Regional Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural invitó a la comunidad regional a participar del Premio de Patrimonio Cultural 2019, creado para reconocer a personas naturales, organizaciones sociales, empresas o instituciones que hayan efectuado un aporte significativo en el ámbito de la protección, puesta en valor, restauración, conservación y difusión del patrimonio cultural.

El premio tiene por objeto reconocer públicamente a quienes contribuyen significativamente al rescate y puesta en valor de la memoria patrimonial de la Región de Los Ríos y a su difusión para el enriquecimiento de las actuales y futuras generaciones.

El jurado a cargo de revisar las postulaciones y definir a los ganadores estuvo compuesto por el Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio Helmut Palma, un representante del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural y cinco representantes de la Comisión Asesora de Monumentos Nacionales.

Acto musical y recorrido

Como parte de las actividades y con la finalidad de destacar cultores e iniciativas de la comuna anfitriona, durante al acto oficial la música llegó de la mano de Arssel Angulo, cultor de la música autóctona nacional nacido en Ilihue, quien dio sus primeros pasos musicales precisamente en Lago Ranco, para luego seguir su formación en Santiago junto a la destacada folclorista nacional Gabriela Pizarro. Acompañado del grupo Tutuquereré, el cantautor hizo gala de sus cuecas inspiradas en su vida en el sur, destacando especialmente personajes, lugares y anécdotas de su vida en la Región de Los Ríos.

Más tarde, los asistentes participaron en un recorrido cultural que incluyó la visita a la Biblioteca Pública de Lago Ranco, el Emporio de Productos Locales y el Museo Tringlo.

Galería fotográfica

 

 

 

 

Volver arriba