Arquitecto Smiljan Radic expone potencialidades del Teatro Regional del Biobío para artistas locales

En una explicativa y detallada charla, el profesional habló sobre los espacios que tendrá el recinto y su potencial adaptabilidad.

La comunidad artística y representantes culturales locales respondieron de buena manera a la invitación realizada por la Corporación Teatro Regional del Bío Bío y el Consejo de la Cultura, para reunirse con el arquitecto Smiljan Radic, encargado del proyecto para dialogar en torno al recinto.

Con una sala de espectáculos de Artistas del Acero repleta en sus dos niveles, los asistentes aclararon sus dudas ante el profesional. Las principales apuntaron a la distribución de los espacios internos y su potencial utilización.

El arquitecto, autor del proyecto, precisó que es un espacio que se puede flexibilizar más, y al incorporar tres salas más a las que ya se conocen es una muestra de aquello, salas que serán muy útiles para la comunidad artística local, particularmente para las artes escénicas.

La Directora del Consejo del Cultura, Marcia Orellana apuntó que el Teatro siempre consideró dos salas, una grande con 1.200 butacas y otra para 250 espectadores, además de una sala para artes visuales. Pero el edificio de 6 pisos también contempla salas de ensayo y distintos espacios que con pequeñas adaptaciones podrían servir para desarrollar procesos de producción o creación de montajes diversos.

Dentro de la infraestructura hay espacios muy versátiles en cuanto a sus dimensiones con alturas de hasta 5 metros. El esfuerzo que hace el Consejo de la Cultura y la Corporación del Teatro Regional es que para que la luz del teatro se mantenga encendida y tenga pertenencia es necesaria la participación de la comunidad artística local, que se involucre en este proyecto.

Mario Cabrera, presidente de la Corporación del Teatro Regional, señaló que el diálogo se abrió, era necesario. El arquitecto fue explicando el sentido de cada uno de los espacios que contempla el proyecto, clarificando que hay muchos espacios al interior del edificio que son polivalentes. Más allá de las dos salas ampliamente difundidas.

Para Maira Perales, actriz de la compañía La Otra Zapatilla, es muy valioso que se haya dado esta instancia, ya que aseguró que es positivo enterarse que hay otros espacios que pueden tener otros usos, adaptándose a las necesidades de la comunidad artística local.

Este gran teatro se destacará a nivel país, tanto por su envergadura como por su diseño. Hablamos de 9.789 metros cuadrados y su uso no sólo depende de una administración eficiente, también depende que la comunidad artística se apropie de estos espacios para satisfacer las necesidades que demandan hace bastante tiempo, que tienen relación a la falta de espacios para ensayo. Cuando el Teatro Regional del Biobío esté terminado, la región contará con los espacios adecuados para desarrollar procesos creativos con las mejores condiciones técnicas, condiciones dignas para crear y producir.

Volver arriba