IberCultura Viva lanza concurso de videos para reconocer prácticas solidarias y cuidado colectivo
  • El certamen “Prácticas comunitarias: solidaridad y cuidado colectivo” premiará videos de 1 a 3 minutos de duración realizados por personas provenientes de los países integrantes del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva. Las postulaciones estarán abiertas hasta el miércoles 30 de septiembre.

La emergencia sanitaria que vivimos hoy ha impactado de manera importante en la vida cotidiana de millones de personas, enfatizando la desigualdad social y la vulnerabilidad de aquellas que ya se encontraban en una situación de marginación. Sin embargo, frente a este contexto, también se han visto propuestas y acciones solidarias desde la sociedad civil que buscan mitigar el impacto de la pandemia a nivel colectivo, reduciendo la vulnerabilidad y fomentando la idea del cuidado grupal para el bienestar comunitario.

Para reconocer, visibilizar y compartir las buenas prácticas de solidaridad y cuidado colectivo que realizan las personas y comunidades en sus localidades en estos tiempos de Covid-19, el programa internacional IberCultura Viva —cuyo punto focal en Chile está radicado en el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través del programa Red Cultura— lanzó este viernes 24 de julio el concurso de cortos audiovisuales “Prácticas comunitarias: solidaridad y cuidado colectivo”. Esta convocatoria es una iniciativa del programa en colaboración con la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y la Dirección de Artes del Ministerio de Cultura del Perú.

El concurso premiará videos de 1 a 3 minutos de duración realizados por personas provenientes de los países integrantes del Consejo Intergubernamental IberCultura Viva: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, México, Perú y Uruguay.

Este año, la convocatoria tiene un valor total de 10 mil dólares estadounidenses (el doble de los concursos anteriores) y por primera vez se divide en categorías: 1) niñas y niños, entre 6 y 12 años; 2) adolescentes, entre 13 y 17 años, y 3) personas mayores de 18 años. En cada una de las tres categorías se premiarán diez videos. Los cortos realizados por niñas, niños y adolescentes tendrán tablets como premios; los seleccionados en la categoría dirigida a personas mayores de 18 años recibirán 500 dólares estadounidenses cada uno.

Las inscripciones estarán abiertas hasta el 30 de septiembre en la plataforma Mapa IberCultura Viva. Para inscribirse en una convocatoria del programa es necesario registrarse primeramente como agente cultural en el Mapa IberCultura Viva. Una vez concluido el registro de agente se puede iniciar la inscripción, rellenando el formulario del concurso y enviando los documentos y enlaces necesarios. (Aquí está un instructivo de cómo registrarse en la plataforma: http://iberculturaviva.org/manual/?lang=es.)

Las temáticas 

Los videos concursantes deberán abordar prácticas comunitarias en torno a salud física y mental; economías solidarias; prevención, atención, procuración de justicia y reparación del daño ante casos de violencia; educación; soberanía y suficiencia alimentaria; seguridad durante la movilidad; vida cultural; ayuda humanitaria a personas o grupos que han sido históricamente y sistemáticamente excluidos; aprendizajes y saberes adquiridos en otras emergencias; autocuidado que deriva en cuidado colectivo.

Los cortos pueden ser grabados en cualquier tipo de equipo que produzca imágenes en movimiento y pertenecer a cualquier género audiovisual (documental, ficción, animación, periodístico, entre otros). La persona postulante deberá subir su video a una plataforma digital (YouTube o Vimeo) y enviar el link de acceso correspondiente en el formulario de inscripción del concurso.

Los criterios

Algunos conceptos orientadores serán utilizados por el comité de evaluación para seleccionar los cortos audiovisuales que lleguen por medio del Mapa IberCultura Viva. Entre ellos, las perspectivas de género, interseccional e intergeneracional, y los conceptos de derechos humanos, derechos culturales, desarrollo cultural comunitario, autocuidado, cuidado colectivo, vinculación comunitaria, sostenibilidad y solidaridad. Esta es la primera vez que el concurso incluye la premiación a videos realizados por niños, niñas y adolescentes.

Los criterios de evaluación incluyen la pertinencia del vídeo con la finalidad de la convocatoria, el desarrollo de al menos uno de los conceptos orientadores, la capacidad comunicativa y la correcta realización técnica (pista de audio clara, créditos completos, etc). También recibirán mayor puntuación aquellos cuya creación, producción y/o edición se hayan desarrollado de manera colectiva, comunitaria o participativa.

 

Fotografía: La Combi – Arte rodante

Volver arriba