Nicolás Sáez inaugura exposición «Ruido Blanco» en MNBA Talcahuano

El proyecto Museo Sin Muros del MNBA, dentro de su línea de patrocinios, exhibe el trabajo del destacado fotógrafo Nicolás Sáez, seleccionado recientemente por el Fondart Nacional 2013.

El televisor se ha tomado los espacios públicos. Consultas médicas, cafeterías, el metro e incluso los teletrak sostienen en sus murallas a uno de los inventos del siglo pasado que más ha revolucionado a  la humanidad. Lo que vemos por esa ventana virtual es manejado por canales y sus respectivas editoriales los que sin lugar a dudas nos imponen ideas, temas y opiniones que nos aíslan de muchas experiencias y formatean nuestras respuestas. Poder que maneja las masas. Muchos no quieren tener este aparato en su casa pero hoy se ven obligados a contactarse con él.

Este viernes 31 de mayo, a las 19:00 horas, el destacado fotógrafo y arquitecto Nicolás Sáez inaugura la exposición «Ruido Blanco», muestra que permanecerá abierta a todo el público hasta el 30 de junio de 2013 en la Sala del Museo Nacional de Bellas Artes, Mall Plaza Trébol.

“Los espacios privados y públicos ya no tienen fronteras, pues  comparten un dispositivo universal capaz de generar presencia y compañía, como objeto que detona nuestra sumisión. Estas imágenes revelan la importancia del problema de nuestra ceguera frente a la influencia de los medios de comunicación”, argumentó Andrea Josch, curadora independiente.

Las quince imágenes del fotógrafo y arquitecto Nicolás Sáez, perteneciente al Colectivo Concepción Fotográfica, cuestionan la naturalizada aceptación del televisor en nuestra vida diaria al mostrar su presencia en diversos recintos externos a la vivienda doméstica y en desconexión, conectado eléctricamente pero sin señal, aludiendo al instante de término de algún tipo de trance. “Las imágenes aquí expuestas permiten que las voces silenciadas sean atendidas, a través de aquel  ruido orquestado en densidades constantes, las fotografías se hacen “oír”. El ruido blanco no es una falla, sino la posibilidad de reflexionar en torno al comportamiento humano y su devenir”, explica Josch.

La creciente cantidad de televisores en recintos destinados a entregar algún tipo de servicio privado o público en la ciudad contemporánea, hace pensar en el exceso y en el derivado subordinamiento del público que los debe aceptar, de buena o mala manera, al momento de asistir a tales lugares.

“La predilección creciente por la  realidad virtual emitida no solo por televisores sino que todo tipo de pantallas, hace ya desde un tiempo tener proféticas visiones de los que nos prepara un futuro muy cercano. La experiencia de reconocer nuestro mundo a ojos desnudos, sin mediar ningún tipo de instrumento, ha adquirido un renovado valor al peligrar ese tipo de contemplación pura ya casi extinta”, expresó Nicolás Sáez.

Han colaborado en este proyecto Manuel Morales, fotógrafo del Colectivo Concepción Fotográfica; Andrea Josch, curadora independiente y Gronefot, taller de impresión fina digital dirigido por los fotógrafos Jorge Gronemeyer y Mónica Nyrar. Patrocina la Escuela de Arquitectura UBB y de la propia Universidad del Bío-bío, Concepción-Chile.

Volver arriba