Los sonidos de Bello, al rescate de la música decimonónica chilena

En el Hall de la Sala Zegers, desde el 09 de noviembre se encontrará a disposición de la comunidad una exposición de las partituras más valiosas del Archivo Central.

Las piezas que se consideran tesoros, serán expuestas para que todos los interesados vean por primera vez fuera de un archivo aquellas partituras que nos hablan del nacimiento de la  historia de la música popular chilena. Esta actividad es apoyada por el Fondo de la Música 2012.

Esta investigación es fruto de una iniciativa surgida el año 2011, en el seno del programa de pasantías del Archivo Central Andrés Bello (AB) de la Universidad de Chile, desarrollada en el área de  Gestión y Proyectos. En términos generales, se consideró  la realización de un  inventario detallado del acervo documental, y una puesta en valor de las partituras, con el propósito de poner  de manifiesto  su carácter patrimonial y de esta manera,  facilitar el acceso a ellas, logrando la democratización y difusión de estos materiales.

El archivo Central Andrés Bello resguarda, en óptimas condiciones de conservación,  un importante acervo de materiales musicales que asciende a  691 partituras, reunidas en tres colecciones: Domingo Edwards Matte, Eugenio Pereira Salas y José Zamudio Zamora.

La gran mayoría de las partituras que componen esta sección  pueden clasificarse  bajo la categoría de música de salón, compuesta y ejecutada,   en el primer siglo de vida republicana en Chile.

Son partituras valiosas por muchas razones, fueron partícipes de la de los primeros años de vida republicana de nuestra nación, son copias únicas,  de ediciones raras, transcripciones de aires populares o manuscritos  de mano de sus propios autores. Como conjunto, nos hablan de los  procesos de ilustración y  modernidad   vividos por nuestra nación durante el primer siglo de vida republicana, así como también  del surgimiento de la identidad nacional en conjunto con las ideas de progreso y desarrollo artístico y educacional.

Esta colección de materiales es única en el país, tanto por su estado de conservación, por sus hermosas ilustraciones y porque nos hablan de los distintos momentos históricos, políticos, sociales y culturales de mediados del  primer siglo de vida republicana. Los géneros son muy variados, y dentro de ellos  es posible atisbar el germen de la música folklórica chilena.

Volver arriba