Exposición fotográfica muestra animitas del norte de Chile

Proyecto financiado por los Fondos de Cultura 2015 contempla además un registro cartográfico, etnográfico y una publicación con los resultados obtenidos.

El extremo norte de Chile es tierra fecunda para las animitas. La mayoría están asociadas a las carreteras que en una región con cuestas y curvas, muchas veces por sobre los 3.000 metros de altura, abundan. Sólo en el tramo entre Arica e Iquique hay 200 animitas, algunas fabricadas con hormigón, otras con madera y las más grandilocuentes trasformadas en verdaderos paraderos de buses.

Todas tienen un triste recuerdo: un accidente, una muerte, un espíritu. Algunas reciben cientos de visitas diarias, otras están prácticamente abandonas. Una realidad que es parte de nuestra identidad cultural y que ha sido registrada, fotografiada y expuesta por la artista visual Constanza Mena gracias a un proyecto Fondart.

“Este proyecto tiene como objetivo rescatar y poner en valor las animitas del norte de Chile. La idea fue hacer un registro cartográfico, con locación a través de GPS, un trabajo etnográfico y un registro fotográfico”, señaló Mena.

El proyecto “Animita Norte”, que obtuvo $4.971.721 en recursos entregados por el Consejo de la Cultura, contempla una exposición fotográfica que estará abierta hasta el 29 de septiembre en la galería San Marcos (San Marcos 387).

“Es muy importante el registro de nuestro patrimonio cultural material e inmaterial. Este es un trabajo muy importante en este sentido, porque da testimonio, con datos exactos y fotografías, de una tradición milenaria en nuestro país, que tiene profunda relación con nuestra cosmovisión como latinoamericanos. En este punto, es importante destacar que los Fondos de Cultura pueden financiar este tipo trabajos donde convive el arte y la academia”, sostuvo José Barraza, director regional del Consejo de la Cultura de Arica y Parinacota.

En nuestro país, el término animita es utilizado para nombrar un lugar de veneración religiosa o mitológica que recuerda un hecho trágico en espacios públicos. También se establece como sitio de veneración informal de santidades o personajes a quienes se atribuye alguna característica extraterrenal.

Volver arriba