Exposición de Guillermo Moscoso “Cuerpo, Memoria y Activismo” itinera por región del Biobío y Ñuble
  • La muestra, que estará en Los Ángeles, Chillán y Tomé, presenta una revisión de la extensa producción del artista, destacando temáticas políticas y territoria
  • La exposición comprende un programa de mediación cultural gratuito, con visitas guiadas, la exhibición de un documental y performance en vivo para cada espacio.

El proyecto de itinerancia regional del artista visual Guillermo Moscoso es una revisión curatorial del proyecto expositivo “Cuerpo, Memoria y Activismo”, que en 2016  presentó 20 años de trayectoria en la Pinacoteca de la U. de Concepción, la cual contó con más de 5 mil visitas en su apertura. El proyecto, es una investigación visual realizada junto a la curadora local y periodista Carolina Lara, financiado a través del Fondart Regional del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que este 2018 presenta en la itinerancia una puesta en diálogo de dos grandes temas en la obra del artista visual de Concepción: lo político y lo territorial. La curatoría busca relevar un cuerpo de obra que interpela al espectador mediante distintos lenguajes del arte, principalmente desde la performance, pero también desde la instalación, gráfica, fotografía y video.

La muestra abrió durante septiembre en Los Ángeles con más de mil visitas, y la participación del público en cada una de las actividades de mediación. Actualmente la exposición realiza un recorrido por dos provincias de la región del Biobío, y por la nueva capital regional de Ñuble, “Cuerpo, Memoria y Activismo” se presenta hasta el 30 de octubre en la Sala Marta Colvin del Centro de Extensión de la U. del Biobío en Chillán, para posteriormente, del 7 al 30 de noviembre, instalarse en el Centro Cultural de Tomé.

Durante el desarrollo de la itinerancia por el Biobío y Ñuble, el proyecto expositivo aborda una nutrida programación de mediación cultural, donde se invita a la comunidad tanto a la inauguración de la exposición como a jornadas de visitas guiadas; un conversatorio sumado a la exhibición de un mini documental, que es parte de la revisión histórica del artista visual y sus 20 años de producción; para finalmente producir una performance en la sala de cada uno de los espacios culturales. Cada actividad será acompañada de material impreso, catálogos, postales y otros objetos.

El programa de mediación releva la necesidad que ya tiene el artista de establecer diálogos y puntos de encuentro con el público en los distintos territorios: “Me relaciono con el público a través de los temas que abordo en mi obra, interpelando constantemente a las personas con problemáticas que están en crisis en nuestra sociedad. Reivindicando la memoria individual y colectiva en los espacios, incomodando con historias del cotidiano invisibilizadas por el poder, muchas veces avaladas por la complicidad del silencio contemplativo. Pretendo ser un espejo para que el público se vea reflejado y reflexione sobre su participación en la construcción de la realidad en la cual está inserto.”, enfatiza el artista.

Por su parte, la curadora de la muestra, Carolina Lara, señala los aspectos y temas centrales que tratará esta muestra itinerante por el Biobío y Ñuble, la cual busca activar la memoria colectiva y el diálogo en el público: “El recorrido de esta muestra por Los Ángeles, Chillán y Tomé, nos ha llevado a afinar la selección de obras en imágenes relevantes que apelan a problemáticas contingentes y comunes, intentando generar diálogos con los contextos locales. Situamos así la crítica de Moscoso a los poderes dominantes, a la Iglesia católica, al Estado y al neoliberalismo, activando la memoria personal y colectiva, las heridas como sociedad, conflictos territoriales. Ésta es la primera vez que un recorrido de obras aborda su historia como artista. Dispuesta no solo a la contemplación, sino también al diálogo a través de un programa de mediación, sentiremos, sin duda, su ruptura y también el interés de interpelarnos a la reflexión y a la acción”.

Volver arriba