Tres producciones chilenas llegan al Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF)

“El club”, de Pablo Larraín; “El botón de nácar”, de Patricio Guzmán y el cortometraje “Un cuento de amor, locura y muerte”, de Mijael Bustos, forman parte de la selección 2015 del reconocido festival que comienza hoy en Canadá.

Tres películas en selección oficial, cuatro casas productoras y una agenda de industria encabezada por CinemaChile, conforman este año la participación del cine nacional en el prestigioso Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF 2015), evento cinematográfico que se realiza desde hoy y hasta el 20 de septiembre en dicha ciudad canadiense. A la cita acuden productoras locales al espacio de industria, participación fomentada por el Consejo del Arte y la Industria Audiovisual del Consejo de Cultura, mediante su Programa de Apoyo para la Participación en Mercados Internacionales.

El  Festival de Cine de Toronto es un certamen audiovisual no competitivo,  que contará con una destacada participación nacional. El club (Oso de Plata en Berlín  2015), de la productora Fábula y la candidata chilena a un cupo en la carrera por los Oscar, participa en la sección Special Presentations, mientras que la también premiada cinta El botón de nácar (Oso de Plata en Berlín 2015), de la productora Atacama Films, será parte de la muestra Masters, que reúne a los directores ya consagrados. Una historia de amor, locura y muerte, de la casa productora Luminaria,  estará presente en la sección Short Films (programme 11).

“El festival de cine de Toronto es uno de los más relevantes en el contexto internacional, y es por eso que desde el Consejo de la Cultura, a través del Programa de Apoyo para la Participación en Mercados Internacionales, estamos facilitando la participación de nuestros creadores y productores nacionales en Canadá. Sin lugar a dudas, la presencia de películas chilenas en estos espacios es un hito relevante para el sector audiovisual de nuestro país, que poco a poco ha sabido abrirse camino, e instalar nuestras producciones como obras generadoras de contenidos cinematográficos de primer nivel”, indicó el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone.

Respecto de la participación chilena en TIFF, la directora ejecutiva de CinemaChile, Constanza Arena, recalca la importancia de la misión a Toronto: “TIFF está entre los cinco festivales de cine de mayor prestigio e importancia internacional. En Norteamérica, es sin duda el de mayor relevancia para el desarrollo de la industria independiente así como asociada a los grandes estudios y marca con fuerza el inicio de la carrera a los premios Oscar a nivel mundial. Que de nuestro país se hayan seleccionado nada menos que dos films y un cortometraje  es una muestra clara de la atención sostenida que despierta nuestra cinematografía en los espacios más competitivos y de mayor prestigio”. Y agrega: “Nos complace poder acompañar a estos equipos con un despliegue que permitirá dar cuenta de todo el panorama cinematográfico nacional, actualizado. Estos son los logros de nuestro sector que nos permiten mantener en alto la reputación positiva de Chile como cinematografía emergente, en vías de consolidación, abriendo las puertas a nuevos talentos y reforzando a aquellos cuyo nombre es sinónimo de calidad artística”.

En la misma línea, la Subdirectora de Marketing, Comunicaciones y Marcas de ProChile, Jennyfer Salvo, destacó que “en la última década hemos sido testigos del creciente impacto del cine chileno que ha multiplicado el número de producciones como resultado de un trabajo coordinado entre el sector público y el privado. No es casualidad que al cine chileno le vaya tan bien a nivel internacional, obteniendo cada día más el reconocimiento de la crítica por la calidad de sus películas: Desde 2005 Chile ha ganado casi un centenar de premios internacionales y obtuvo en 2013 su primera nominación al Oscar. Por su impacto y masividad, entendemos que es un vehículo poderoso para mostrarle al mundo quiénes somos, cómo somos, qué nos importa y nos preocupa. Por eso a través de los instrumentos de ProChile, entre ellos la marca CinemaChile, insistimos en apoyarlo porque lo consideramos un sector relevante que apalanca todo el resto de la oferta nacional”. Agregó que “actualmente tenemos un desarrollo creciente de nuestras industrias creativas y es por ello que estamos además apoyando a sectores como la música independiente y los videojuegos, a través de misiones comerciales que, por ejemplo, en noviembre próximo les permitirán estar en el Festival Mundial de Montreal y en la Feria de Videojuegos MIGS14 de la misma ciudad, respectivamente”.

Delegación CINEMACHILE a TIFF

Este año la delegación chilena, encabezada por CinemaChile, participará del Toronto Industry, que se desarrollará entre los días 10 y 20 de Septiembre. La comitiva estará compuesta por Florencia Larrea, representante de la productora Forastero, que llevará sus películas y proyectos No soy Lorena; Aurora; Tierra Yerma; Mucha ex, poco sex; Invunche; El tema del verano y Prueba de actitud.  Viajará también a Toronto Gonzalo Justiniano, de Sahara Films, con Cabros de mierda; Fotógrafo de Dios; Anacoreta; Malbia 00:40am y Dos por uno. Carlos Leiva, de la productora Avispa Cine, asistirá por su parte a presentar los trabajos El primero de la familia; Ferrocarriles; La piedra preciosa e Irrespirable; y, finalmente, Dominga Sotomayor de Cinestación, hará lo propio con los proyectos 1976; Tarde para morir joven; San Cristóbal; Lo que queda,  Historia de mi nombre; Alma; La última tierra y Mar.

Junto a la comitiva oficial, asistirá un delegación ampliada que contará con la participación de los directores Patricio Guzmán, representando a  Atacama Productions, Pablo Larraín y Juan de Dios Larraín, por Fábula; el director Mijael Butos; Lucas Engel, representación de Forastero, Augusto Matte, de Jirafa y Manuela Martelli a nombre de la productora Cinestación.  

SOBRE CINEMACHILE

Es la agencia de promoción nacional e internacional del sector audiovisual chileno. Está presente en los principales festivales y mercados de cine documental y ficción, cortometraje, animación y televisión de Chile y el mundo. Esta labor permite gestionar un sector audiovisual chileno fuerte y coordinado, asegurando la presencia de autores y contenidos nacionales en las competencias internacionales. De este modo se da visibilidad permanente al audiovisual chileno en los principales hitos del mundo, potenciando a través de sus producciones y proyectos una imagen singular de nuestro país.

Vital para este trabajo es el apoyo de ProChile a través del programa Marcas Sectoriales, que permite internacionalizar al sector audiovisual bajo una misma marca nacional, así como el aporte del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), a través del Consejo de las Artes y la Industria Audiovisual (CAIA), gracias a su Programa de Apoyo para Asistencia a Mercados Internacionales.

Volver arriba