Sector creativo de Los Ríos conoció cómo proteger sus derechos intelectuales

Hasta Valdivia llegó invitado por la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, el jefe del Departamento de Derechos Intelectuales (DDI) del Servicio Nacional del Patrimonio, Claudio Ossa.

Como la apuesta por una herramienta que favorece el emprendimiento de los creadores locales, definió el jefe del Departamento de Derechos Intelectuales (DDI) del Servicio Nacional del Patrimonio, Claudio Ossa, el registro de obras intelectuales en Chile por concepto de derecho de autor y derechos conexos. El profesional llegó hasta Valdivia invitado por la Secretaría Regional Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, para dictar un taller a la comunidad creativa de Los Ríos.

Una treintena de profesionales de los ámbitos del audiovisual, editorial, música, artes escénicas y artes visuales, entre otros, pudieron revisar la legislación vigente, su aplicabilidad en cada caso, apreciar las diferencias legales entre países, revisar procedimientos y realizar consultas específicas de sus áreas de trabajo.

“El programa de gobierno del Presidente Piñera establece como una de las medidas la creación de una unidad ministerial de derechos de autor, justamente porque se requiere potenciar el trabajo de artistas, cultores y emprendedores de las industrias creativas, valorando así el aporte que hacen al desarrollo cultural y económico del país. Como autoridad y también como artista visual me parece muy importante que conozcamos las leyes que protegen nuestra creación y aportan a la sustentabilidad del sector”, señaló la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Catherine Hugó.

La nueva institucionalidad que puso en funcionamiento al Ministerio de las Culturas es para Ossa una oportunidad para ampliar y mejorar los servicios que otorga el DDI. “Falta aportar un mayor nivel de recursos, pero también ampliar la oferta de servicios y así llegar con mayor efectividad a todo el país, porque vemos que las zonas extremas claramente tienen un menor nivel de registro, a pesar de todos los esfuerzos que se han hecho por automatizar el sistema”, sostuvo, agregando que “falta también generar los incentivos correctos para el desarrollo de políticas locales que incentiven a la gente de aquellas regiones que tengan menor nivel de registro, a utilizarlo y aprovecharlo en todas sus posibilidades”.

Según datos del DDI un 96 por ciento de titulares de derechos intelectuales son chilenos, lo que, a juicio de Ossa, demuestra que, si bien hay un crecimiento en la participación de extranjeros, el área creativa continúa siendo una oportunidad de emprendimiento para los nacionales, sin que Chile deje de ser atractivo como inversión para extranjeros que apuesten por hacer proyectos creativos asociados.

El coordinador de producción editorial de Ediciones UACh, César Altermatt, valoró la jornada, destacando la utilidad de la información recibida para el quehacer cotidiano de la organización. “Si bien hay profesionales que trabajan específicamente en el área a través de la oficina de licenciamiento, nosotros trabajamos con ellos y en algunos casos también tramitamos derechos de propiedad intelectual, apoyando a los autores cuando esto les corresponde como persona natural”, comentó. “Así es que conocer, actualizarse sobre estas materias de una primera fuente, en este caso del jefe del departamento, que es una eminencia en el conocimiento de esta materia, ha sido muy motivador y muy informativo”, agregó.

Desde el Laboratorio de Criminalística de Carabineros de Chile de Valdivia, el sargento primero Ramón Asencio y perito del Laboratorio de Propiedad Intelectual e Industrial, fue otro de los participantes del taller. “La motivación para asistir fue incrementar el conocimiento respecto de lo que es la propiedad intelectual, para hacer mejor nuestro trabajo”, sostuvo, detallando que integra una unidad especializada de Carabineros que realiza informes técnicos tras pericias que incluyen libros y discos, entre otros.

Sobre los desafíos que enfrenta el área, Claudio Ossa indicó que uno de los más importantes es aumentar la participación de la mujer en la actividad creativa. “Históricamente ha sido muy baja, desde el punto de vista inicial en el siglo XIX con un cinco por ciento de los registros totales, lo que se ha mantenido en el tiempo”, indicó. “Lo que sí ha cambiado es la capacidad asociativa de la mujer para participar en instancias con hombres o con instituciones o empresas creativas, pero para atreverse a usar las herramientas por sí misma todavía falta un poquito”, sostuvo, agregando como dato que dicha situación es actualmente materia de estudio por parte de Naciones Unidas que ha mostrado mucho interés por el caso chileno. “Estamos midiendo la participación de la mujer año a año, lo que nos ha ido demostrando que existe un crecimiento, aunque a paso lento. Allí tenemos una tarea pendiente, ya que la mujer tiene una gran opción de aprovechar su creatividad”, finalizó.

 

 

×

¡Celebremos el Día del Patrimonio!

Volver arriba