Rescatan la identidad y el patrimonio vivo de la región a través de 66 cápsulas documentales
  • “DocumentaBiobío, relatos con identidad” consiste en 66 micro documentales que muestran diferentes oficios y profesiones ligadas a las artes y las culturas de las 33 comunas que conforman la región. Los capítulos se estrenarán semanalmente a través de las redes sociales y por las pantallas de Canal 9 Biobío Televisión.
  • El conversatorio que se desarrolló ayer a las 17 horas, apuntó a destacar el patrimonio cultural de la Región del Biobío y contó con la presencia del Intendente Sergio Giacaman y la Seremi de las Culturas, Carolina Tapia, además de cultores y representantes de la Fundación Procultura.

Leonardo González (34) luthier de Lota, vive en una casa de cien años de antigüedad que heredó de sus ancestros. Ahí mismo tiene su taller que anteriormente era una tornería, profesión de sus abuelos. Su futuro como profesor de música dio un giro cuando en la universidad comenzó a reparar instrumentos. Así se inicia la historia del luthier, uno de los protagonistas de los micro documentales de DocumentaBiobío: Relatos con identidad regional.

El proyecto ejecutado por la Secretaría Regional Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través de la Fundación Procultura, se estrenó con un conversatorio en el que participan el Intendente Regional, Sergio Giacaman; la Seremi de Culturas, Carolina Tapia; el director ejecutivo de Fundación Procultura, Alberto Larraín y el luthier Leonardo González.

Con el objetivo de reflejar el potencial creativo de la Región del Biobío, se han recorrido 5 mil kilómetros durante seis meses para encontrar 66 personalidades ligadas al mundo del arte y la cultura en las 33 comunas que forman la región del Biobío. La producción de los micro documentales fue realizada con todas las medidas sanitarias correspondientes.

La Seremi de las Culturas, Carolina Tapia comentó que “uno de nuestros principales desafíos es mantener activo el sector creativo, retribuyendo económicamente este esencial aporte para las familias que se cuidan quedándose en casa, asegurando el acceso a las diferentes expresiones artísticas por parte de la ciudadanía”.

La autoridad agregó que “nuestra región ostenta un potente acervo cultural, 33 comunas muy distintas, cada una con su geografía e identidad, con sus propios artistas, artesanas y cultoras. Este proyecto, ejecutado por la Fundación Procultura, develará, desde la diversidad, la verdadera identidad de la Región del Biobío”.

Por su parte, el Intendente Sergio Giacaman agradeció esta iniciativa “porque si hay algo que debemos fortalecer es nuestra identidad. Desde el 6 de septiembre del 2018 nos separamos de la región de Ñuble, y con ello nace también una nueva región del Biobío, con un patrimonio natural impresionante, de mar a cordillera, y con una historia increíble. Somos una región única y este proyecto nos permite reconocer, de primera fuente, nuestro patrimonio inmaterial. Sin duda es un tremendo regalo para fortalecer esta identidad que es única, y que radica precisamente en nuestras personas”.

Otra de las protagonistas del proyecto es Norma Montoya de 73 años, alfarera del sector de Campón en Rere, oficio que aprendió de su madre y abuela, y ahora le enseña a sus hijas y nietas. Ella describe el proceso de recolección de la greda como algo difícil, pues hay partes que vienen con mucho carboncillo, pero cuando encuentra la veta indicada comienza su trabajo.

“La importancia de hacer proyectos que destaquen el patrimonio humano de la región tiene que ver con trabajar el emprendimiento local desde lo identitario, desde aquello que sus habitantes señalan como propio, para así lograr un desarrollo sostenible en el tiempo”, explicó Alberto Larraín director ejecutivo de Fundación ProCultura.

Cada uno de estos relatos de fotografía, circo, artesanía en greda o piedra cruz, madera, entre otros serán estrenados semanalmente a través de Canal 9 Biobío Televisión y por las redes sociales de la Seremi de Culturas del Biobío y Fundación ProCultura.

Mira el primer capítulo de DocumentaBiobío

Volver arriba