Rescatan esqueleto de ballena Sei en Puerto Williams

El Servicio Nacional del Patrimonio Cultural de la Región de Magallanes informó del hallazgo y rescate de los restos de un ejemplar juvenil que será puesto en valor junto a los de un adulto de la misma especie encontrado en marzo pasado en la misma zona.

El reciente lunes 6 de julio se realizó, en la costa de Puerto Williams, el rescate de los huesos de una ballena juvenil Sei, que en marzo último quedó a la deriva luego de un ataque de orcas que sufrió junto a su madre.

Los huesos del cetáceo mayor fueron recuperados la misma fecha en que ocurrió la embestida, pero quedó pendiente su ballenato. Esta segunda evacuación fue liderada por el director del Museo Antropológico Martín Gusinde, Alberto Serrano, en coordinación con la Armada de Chile y el Servicio Nacional de Pesca Regional, cuyo personal prestó un fundamental apoyo en esta labor.

Este rescate constituye parte del proyecto a largo plazo de Rescate y puesta en valor de las osamentas de los mamíferos del Cabo de Hornos, gracias a una iniciativa del Servicio del Patrimonio Cultural de Magallanes, en conjunto con otros actores como el Museo de Historia Natural de Río Seco, la Universidad de Magallanes y la comunidad Yagán de Bahía Mejillones.

“Estos fenómenos naturales nos permiten una mayor conexión con nuestro entorno y conocer más del mundo que nos rodea. Por tal razón, nuestro Ministerio, a través de Servicio del Patrimonio, ha puesto en marcha este proyecto de valoración y difusión de estas especies para compartir estos hallazgos con la comunidad”, precisó la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Katherine Ibacache.

Para la operación de rescate del lunes reciente “fue necesaria la participación de más de una decena de personas que apoyaron con una embarcación, labores de buceo y recorrido por el sector ubicado al Este de la ciudad de Puerto Williams. Se trata de un sector barrancoso y cercano a la desembocadura del río Guanaco, lo que complicó el retiro de los huesos, el que finalmente fue posible gracias al apoyo de los equipos de la Armada y Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) de Cabo de Hornos”, explicó Pablo Quercia, director regional del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural de Magallanes y de la Antártica Chilena.

Los esqueletos de los dos ejemplares que vararon en la bahía de Puerto Williams, el 9 de marzo pasado y cuya manifestación de la naturaleza fue presenciada, a pleno día, por parte de la comunidad de la austral ciudad, estarán prontamente al acceso de la comunidad.

“Ahora se está levantando los esqueletos de las ballenas, tras un proceso natural de descomposición. Este material rescatado será tratado y preparado por especialistas para efectuar las tareas de preservación y posterior montaje para ser exhibido a la comunidad en los próximos meses”, comentó Alberto Serrano.

La ballena Sei o Balaenoptera borealis, se distribuye a lo largo de todo el territorio chileno y en verano se avista en las costas de la zona del canal Beagle y alrededores, debido a la concentración de alimento. Es una especie considerada en peligro de extinción y protegida por la legislación nacional e internacional y convenios internacionales.

 

 

Volver arriba