Presentan resultados de investigación sobre el patrimonio cultural del parque Torres del Paine

El trabajo, efectuado por Cequa, se centró en cuatro momentos históricos: Pueblos originarios, Estancia Monzino, Exploraciones y Expediciones, y la Creación de la Administración del Parque.

Luego de catorce meses de investigación, revisión de fuentes bibliográficas, extensos recorridos y obtención de relatos y testimonios, la Fundación CEQUA, Centro de Estudios del Cuaternario, dio a conocer los resultados del trabajo denominado «Memoria histórica cultural del Parque Torres del Paine».

El proyecto, financiado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, mediante Fondart Regional convocatoria 2017 y liderado por la antropóloga social Macarena Fernández y el arquitecto, Nicolás Recabarren, es una recopilación y registro de información histórica-cultural del Parque Nacional Torres del Paine (PNTP), referida a su patrimonio material e inmaterial.

“Acabamos de celebrar el Día Nacional del Patrimonio Cultural durante dos días, un hecho inédito, que se implementó a solicitud del Presidente Sebastián Piñera, dejando de manifiesto el valor que le asigna este gobierno a los bienes culturales del país. Y este proyecto, impulsado por Cequa, avanza en el mismo sentido. Es un trabajo de rescate y valoración del patrimonio material e inmaterial, y una contribución para la conservación y resguardo de esta reserva de la Biósfera”, indicó la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Katherine Ibacache, quien encabezó, junto al alcalde de la comuna de Torres del Payne, Roberto Cárdenas y la Directora Ejecutiva de CEQUA, Paola Acuña, la ceremonia de cierre del proyecto, efectuada el reciente martes Cerro Castillo.

La investigación se centró en cuatro momentos históricos: Pueblos originarios, los primeros en habitar el territorio y cuya data en ese sector es de alrededor de 3500 años; Estancia Monzino, su funcionamiento y su condición de punto estratégico dentro del parque (puestos-ranchos, sector central de estancia, trabajadores emblemáticos, entre otros); las Exploraciones y Expediciones, efectuadas por científicos, rutas y escaladores, y la Creación de la administración del PNTP.

PRODUCTOS FINALES

El extenso trabajo se tradujo en la elaboración de un archivo audiovisual (cápsula que invita a conocer el patrimonio cultural del PNTP), un plegable (resumen del trabajo de investigación, orientado básicamente a los personajes), una lámina (resumen del proyecto, que se difundirá en prensa escrita) y un informe (compendio con toda la información obtenida). Todo este material estará disponible en versión digital en los portales del CEQUA, municipalidad de Torres del Payne y la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

El informe, de 500 páginas, da cuenta del estado del patrimonio del Parque en temas concernientes al uso, personajes, situación histórica, desplazamiento territorial y toponimia.

“El objetivo de este trabajo fue relevar el patrimonio cultural del Parque Nacional Torres del Paine, a través de su memoria histórica, haciendo hincapié en dos ejes principales como el patrimonio inmaterial y los aspectos materiales. Los abordamos, principalmente, mediante entrevistas a quienes habitaron el parque, obtuvimos sesenta y seis testimonios, y también se realizó un registro y levantamiento de todos los sitios históricos. Se buscó establecer el estado actual de esos sitios y todo complementado con la memoria de quienes conocieron esos lugares”, argumentó Fernández, tras la presentación de los resultados de la iniciativa y entrega a la Municipalidad de Torres del Payne y a CONAF, del informe final y mapa, en gran formato, que identifica sitios arqueológicos, personajes, senderos de arreo y rutas de los Aonikenk.

El Parque Nacional Torres del Paine fue creado en 1959 y es administrado por CONAF desde 1975. Forma parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE). La UNESCO lo declaró Reserva de la Biósfera el año 1978. Anterior a la creación como parque, este territorio fue parte de estancias ganaderas y predios fiscales de la Provincia de Última Esperanza.

 

Volver arriba