Inauguran murales en barrios en reconstrucción del Cerro La Cruz
  • Iniciativa fue desarrollada por ONG “Valparaíso en Colores” junto a los vecinos y permite revitalizar y dar vida a sectores afectados por el megaincendio que sufrió el Puerto en 2014. El Serviu, Consejo de la Cultura y Gerópolis UV, impulsaron este trabajo en el marco del Plan Integral de Reconstrucción que contempla no solo recuperar viviendas, sino también el barrio con sus espacios públicos.

Tres murales de grandes dimensiones que dan vida y colorido a barrios en reconstrucción en el Cerro La Cruz fueron inaugurados por el intendente Gabriel Aldoney, en un trabajo conjunto desarrollado por el Consejo de la Cultura, Serviu, Gerópolis de la Universidad de Valparaíso y la ONG “Valparaíso en colores”.

En un encuentro donde las autoridades dialogaron con los vecinos del sector, se hizo un recorrido por los murales de grandes dimensiones que se encuentran ubicados en la calle Azorín, donde pudieron constatar el trabajo conjunto que desarrollaron los artistas de “Valparaíso en colores” con los residentes, quienes aportaron las ideas e historias que ahora quedaron plasmadas en los muros que protegen los cerros que fueron siniestrados en el megaincendio que afectó al Puerto en abril de 2014.

El intendente Gabriel Aldoney dijo que “aquí no estamos haciendo una reconstrucción de vivienda, sino que estamos haciendo una recuperación de un barrio, que es un concepto mucho más amplio que simplemente levantar casas y arreglar calles. Lo que hay acá es el resultado de un trabajo donde muchachos jóvenes se juntaron con la comunidad para narrar, recordar y describir una historia pasada, que era lo que ocurría en estos cerros que vieron nacer a Valparaíso… es la vida pasada que se proyecta al futuro en un concepto de barrio que me sorprende muchísimo, porque muestra la tremenda capacidad que han tenido las personas que vivieron esa tragedia para recuperarse, levantarse y hacer esto queriendo a su barrio; esa es una enseñanza muy importante que nos entregan a todos nosotros”.

El director del Serviu, Carlos Contador, explicó que “la reconstrucción deja algunos elementos estructurales para afirmar y darle estabilidad a los cerros y las viviendas, pero esas estructuras son muy frías, entonces cuando nos encontramos con el Consejo de la Cultura y lo que la comunidad estaba demandando para hermosear el sector, surge este proyecto para dar color a este lugar en un trabajo colectivo donde se fue armando el proyecto de manera conjunta, con el resultado que dejan estas imágenes maravillosas. Como Serviu sentimos que aquí no solo estamos haciendo elementos de hormigón estructurales, sino que estamos regalando a Valparaíso barrios de colores que son parte de la identidad de la ciudad”.

Por su parte la directora del Consejo Regional de la Cultura, Nélida Pozo, contó que “hemos sido parte de los procesos de reconstrucción de Valparaíso porque que creemos que esta reconstrucción no solo pasa por los aspectos estructurales, que por cierto son muy importantes, sino también por la reconstrucción del tejido social de estas comunidades y, de manera particular, por reconstruir el alma de sus habitantes que han debido enfrentar una tremenda tragedia. En ese sentido, este trabajo conjunto de Valparaíso en Colores con los vecinos, da cuenta de cómo el arte puede ser un espacio de convergencia para dar mayor valor al paisaje del barrio, transformándolo en un lugar más habitable, más amigable, mejorando el entorno y la calidad de vida de los vecinos”.

Efectivamente los murales, que forman parte del “Plan de reconstrucción de Valparaíso”, son el resultado de un trabajo conjunto que se desarrolló entre varios artistas y los vecinos, donde están presentes elementos propios de la vida porteña y de los habitantes del cerro La Cruz, como narró el director de Valparaíso en Colores, Horacio Silva: “Nosotros estamos rescatando del baúl de los recuerdos muchos personajes típicos de la ciudad, como el lechero, el organillero, el motemei y el pescador, o sea, los personajes un poco olvidados que la cultura tradicional no contempla, pero que nosotros sí estamos considerando, porque son parte de nuestra historia y podrían haber sido nuestros abuelos, bisabuelos, los que construyeron la ciudad, y todo eso lo estamos plasmando en arte. El equipo de nuestros artistas, que es variado y con diferentes estilos, está haciendo un trabajo consensuado con la comunidad, entonces son los vecinos quienes entregan el contenido, que es histórico, además de lo que pasa en el barrio y sus experiencias personales, y varias de esas historias, que suceden de Av. Alemania hacia arriba, muchas veces no están en los libros. Esto lo estamos trabajando con la gente, no es algo externo de artistas que llegan, pintan algo raro y se van, aquí el trabajo es con ellos”.

“Valparaíso en colores” ya ha desarrollado trabajos murales en otros cerros de la ciudad, como Larraín, Lecheros-Barón, Alegre y Cárcel, los cuales se han transformado en focos de atracción para visitantes.

Virginia Ramírez, presidenta de la Junta de Vecinos N° 18, recordó que “cuando nos plantearon la idea de realizar estos murales, la respuesta fue inmediatamente que sí, porque es necesario cambiar la imagen, los colores del cerro. Fue muy triste lo que vivimos nosotros en el incendio, pero después de ver lo que los jóvenes pintaron, esto es una gran realización para nosotros, porque las ideas que hay acá son realmente de los vecinos, y esperamos que los murales sigan realizándose en los cerros. Muros hay”.

Volver arriba