En Concepción, Santa Bárbara y Alto Bío Bío prima la voluntad del diálogo para crear el Ministerio de la Cultura

Esta semana se activa el mismo proceso en la Provincia de Arauco, y se espera que tome mayor fuerza en la medida que se sigan concretando los encuentros a lo largo del país.

A pesar que el discurso de muchos representantes de los pueblos originarios ha estado marcado por la desconfianza, la disposición a dialogar y alcanzar acuerdos -en el marco de la buena fe- ha imperado en los primeros encuentros de la Consulta Previa a los Pueblos Indígenas impulsada por el Consejo de la Cultura y las Artes. En la Región del Biobío se han concretado reuniones en las comunas de Concepción, Santa Bárbara y Alto Biobío.

La Directora del Consejo de la Cultura, Marcia Orellana, precisó que el proceso que se ha iniciado busca recoger la visión del pueblo mapuche, y con ellos alcanzar un acuerdo acerca de las medidas propuestas en el anteproyecto de ley que crea el Ministerio de Cultura para resguardar sus derechos culturales.

En la Biblioteca Municipal de Alto Biobío, la autoridad regional indicó que  “la creación del Consejo de la Cultura, el año 2003, se basó en la participación ciudadana, al punto que incorpora en su estructura órganos que representan a la sociedad civil. Estos órganos colegiados, que serán fortalecidos en el futuro ministerio, deben contar con representantes de los pueblos originarios de nuestra región y del país. Por eso esperamos una participación activa de los pueblos indígenas en todas las materias relacionadas con el ámbito de la cultura. En esta etapa necesitamos escuchar su opinión respecto a qué esperan del futuro ministerio. Tenemos la voluntad de hacer los encuentros que sean necesarios para contar con una institucionalidad cultural que represente todas las culturas que conviven en nuestro país”.

En Santa Bárbara, encuentro realizado el 2 de octubre, llegaron 48 representantes de las comunidades, mientras en el Alto Biobío, realizado el viernes pasado, asistieron más de 35, generándose un diálogo sincero, franco y fluido.

Esta primera reunión informativa brinda la oportunidad de explicar el proceso y los pasos que incluye esta Consulta Previa. Además se les entrega el borrador del anteproyecto de ley que crea el Ministerio de Cultura. “El espíritu del este proceso encierra un compromiso genuino de integrar a las comunidades. Esto no es una imposición, es una invitación a asistir a los encuentros donde se acordarán las formas en que se harán las próximas reuniones. Todo se hace en función a los intereses y necesidades del pueblo mapuche”, aseguro la seremi.

Félix Tranamil, dirigente de la comunidad de Trapa Trapa, señaló que lo destacable de este encuentro es la voluntad y disposición de parte de los representantes de las distintas organizaciones y comunidades pehuenche de escuchar y conversar. Eso sí, existe cierto temor, pero no un temor que tenga que ver con la mala fe, sino que hay un desconocimiento de los temas. Lo que pasa es que como dirigentes hemos descuidado un poco el tema de la participación política, hemos estado más preocupados de temas domésticos, de necesidades básica que son muy importantes y urgentes, y cuando nos convocan para estos temas grandes, discusiones políticas de fondo, lo enfrentamos con un poco de temor”.

Tranamil argumentó que “la consulta representa un nuevo derecho en Chile, lo que genera una retroalimentación en las dos partes. En la sociedad en general hay un desconocimiento evidente de las culturas originarias, de sus instituciones y de los procesos que tienen las comunidades para tomar sus decisiones. Este proceso, más que una consulta se está transformando en una nueva forma de relación entre el Estado y los pueblos indígenas, ya sea basado en el convenio 169 u otros instrumentos internacionales mucho más avanzados, como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Pueblos Indígenas. Es un aprendizaje mutuo”, concluyó.

En total serán 105 primeras reuniones a nivel nacional, cuyas fechas y lugares han sido acordados entre los equipos regionales de la Unidad de Pueblos Originarios del Consejo de la Cultura y los representantes de los nueve pueblos reconocidos por la legislación nacional y que serán consultados. Ellos son los pueblos aymara, atacameño, quechua, colla, diaguita, rapa nui, mapuche, kawésqar y yagán y, que en el caso del CNCA, también han sido invitadas las comunidades afrodescendientes de Arica y Parinacota.

Volver arriba