El regreso de la imaginación a la sala de clases

Imaginno es un proyecto Fondart Regional que invita a educar con ilusión a los profesores chilenos, abriendo espacios para la creatividad e imaginación tanto de los estudiantes como de las y los docentes.

Por segundo año consecutivo el reconocido ilusionista atacameño, Luis Albornoz lleva la magia y la innovación hasta el aula, a través del proyecto Imaginno, iniciativa Fondart que en su versión 2016 espera llegar a más de dos mil personas entre estudiantes y profesores de tercero y cuarto medio.

En concreto el proyecto financiado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes contempla el desarrollo de charlas de innovación, talleres de ilusionismo y presentaciones de magia a las comunidades escolares de cuatro establecimientos de la comuna de Copiapó: Instituto Comercial, Liceo de Música, Liceo Héroes de Atacama, y  Liceo Católico.

El ejecutor del proyecto reconocido como gestor cultural regional y director del Festival Atacamágica, señala que el objetivo de Imaginno es incorporar herramientas de la magia para crear una nueva metodología de enseñanza que promueva la creatividad, la innovación y el emprendimiento.

«Buscamos generar un espacio para la creatividad, la imaginación y la emoción de la comunidad educativa en general. Nos enfocamos en la enseñanza media, realizando charlas sobre innovación y emprendimiento para los alumnos; y luego un taller de magia para un grupo de diez profesores, para finalizar con una presentación de magia. El objetivo es hacer que la gente se conecte con la ilusión y que se abran espacios en sus mentes para la creatividad a través de la magia», explica Albornoz.

Respecto al proyecto la directora regional del Consejo de la Cultura, Catisis Lobos, destacó el proyecto del reconocido gestor cultural, por cuanto “promueve desde el ilusionismo la incorporación del arte en los procesos educativos, contribuyendo además a la potenciar la capacidad creativa de los jóvenes y docentes lo que tiene una certera repercusión en la formación de audiencias y de personas reflexivas y críticas”.

Volver arriba