Nacional / Patrimonio PUBLICADO EL 30 MAYO, 2022 Día de los Patrimonios culminó con una multitudinaria convocatoria en todo Chile

Con 23 años de historia, el público volvió a hacer suya esta fiesta ciudadana organizada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que durante dos jornadas liberó el acceso a cientos de edificios históricos y Monumentos Nacionales del país y desplegó una vasta y diversa cartelera de actividades culturales en todo el territorio nacional.

Con una impresionante participación ciudadana se llevó a cabo en todo Chile este fin de semana el tradicional Día de los Patrimonios 2022, que estuvo marcado por el retorno masivo del público de manera presencial a los diversos espacios y sitios de interés después de dos años de celebración virtual.

En cifras aún preliminares, fueron más de 2 millones de visitas las que se registraron a lo largo del país en las más de dos mil actividades desarrolladas este sábado y domingo en la fiesta organizada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, con la participación de numerosas de entidades públicas, privadas y organizaciones de la sociedad civil.

“Las filas que desde primera hora del sábado comenzaron a formarse en recintos y actividades agendadas a lo largo del país fueron el presagio de lo que sería este hermoso fin de semana de fiesta ciudadana en torno a nuestros patrimonios, a las culturas, identidades, tradiciones gastronómicas, y ante todo, con las cultoras y cultores que desde sus respectivos saberes y costumbres dieron vida al Día de los Patrimonios 2022”, dijo la ministra de las Culturas, Julieta Brodsky Hernández.

La secretaria de Estado agregó además que “para nosotras es fundamental que las comunidades y territorios puedan desarrollar y visibilizar aquellas manifestaciones, expresiones, prácticas y memorias que constituyen y le dan sentido a su cultura, patrimonio, e identidad. Esto es indispensable para crear comunidad y regenerar cohesión y tejido social, y por ende, para recuperar y resignificar nuestros barrios y espacios públicos. No tenemos ninguna duda de que este fin de semana fue un gran paso en ese camino”.

Una convocatoria multitudinaria que ratifica que se trata del evento cultural más importante del país. Desde el extremo norte hasta el punto más austral, en territorio continental e insular, el entusiasmo desbordó cada rincón de nuestra geografía en una celebración que invitó al encuentro, la reflexión y el disfrute en torno a los patrimonios.

Recorridos patrimoniales, exposiciones, obras de teatro, muestras de artesanía y objetos históricos fueron algunos de los más de 2.260 panoramas disponibles en la cartelera.

Panoramas destacados de norte a sur

En Arica y Parinacota se llevó a cabo el Encuentro de Cultores en el Lago Chungará, con una muestra del proyecto de Rescate de Música y Danzas Tradicionales a cargo de la Ilustre Municipalidad de Putre, con el apoyo del programa Red Cultura del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Por su parte, en la Plaza Vicuña Mackenna de Arica se realizó una jornada de recreacionismo de las cantineras y soldados durante la Guerra del Pacífico a través de muestras de réplicas de equipamiento y uniformes de la época.

En Rapa Nui, el Museo Antropológico Padre Sebastián Englert desarrolló una serie de actividades dirigidas a la comunidad con la participación de instituciones, cultores, artistas y agrupaciones. Hubo visitas guiadas a exposiciones, talleres, presentación de conjuntos de música y baile, proyección de fotografías y videos educativos, entre otras.

Entre los múltiples y diversos panoramas que ofreció Valparaíso destacaron los encuentros con las y los cultores de la música de la bohemia tradicional porteña, que incluyó presentaciones en vivo de cueca, tango, boleros y valses, durante la jornada de sábado en el Teatro Municipal y el domingo en la Casa de la Cultura de la ciudad puerto.

En la Región de Los Lagos, la comuna de Calbuco fue escenario de la «Fiesta de los Indios» en honor al santo patrono San Miguel, tradicional celebración con más de 300 años de historia que se inició de madrugada con la búsqueda del Procurador y que luego dio paso a las actividades en la parroquia.

En Santiago, por su parte, la jornada final tuvo un simbólico cierre en el Palacio Pereira con la intervención lumínica en la fachada del edificio, hacia el barrio y el espacio público, a cargo del colectivo Delight Lab.