Delegación de Chile en MICSUR concretó más de 300 reuniones con agentes institucionales y privados

Tras los tres días de participación en el Mercado de Industrias Culturales del Sur, realizado en Colombia, los creadores y emprendedores chilenos -apoyados por el Consejo de la Cultura- declararon haber cumplido sus expectativas.

Luego de participar en las más diversas instancias que ofrece el Mercado de Industrias Culturales del Sur, MICSUR, al cierre de la última jornada los representantes de los sectores editorial, audiovisual, música, artes escénicas, diseño y videojuegos de Chile, se mostraron satisfechos con los resultados del encuentro realizado entre el 17 y 20 de octubre en Bogotá, Colombia.

Las ruedas de negocios, así como la oportunidad de compartir en espacios informales con agentes institucionales y privados de la industria cultural de Colombia y de Suramérica en general, llenó las expectativas de los miembros de la delegación, así como la de los representantes del Consejo de la Cultura (CNCA) y ProChile, entidades que, junto a la Embajada de Chile en Bogotá, tuvieron a cargo la selección y coordinación de esta presencia.

Para Sofía Lobos, vocera de la delegación, MICSUR representa esa “posibilidad de derribar barreras geográficas que para el caso de Chile siempre han sido una limitante. El hecho de que se haya realizado en Colombia, además, le permitió a los integrantes de nuestra delegación el hacer los contactos necesarios en un país que brinda oportunidades internas, pero a la vez que facilita la mirada hacia múltiples mercados por su estratégica posición geográfica.”

CHILE EN MICSUR

Será memorable para MICSUR la participación en los show cases de los artistas Fernando Milagros –destacado músico del rock pop chileno-, y Beatriz Pichi Malen, autora de emblemáticas composiciones de idioma mapuche. Asimismo, la presentación de la diseñadora Alejandra Bobadilla, quien deslumbró a los asistentes con su colección de ropa Surorigen, marca cuyas prendas están elaboradas con fibras de productores locales que se transforman en abrigos y chaquetas de alpaca.

Los representantes del sector editorial, entre quienes estuvo Ediciones UC, Fundación Plagio y Uqbar, establecieron importantes nexos para co-editar o distribuir con aliados en Colombia y otros países. En el mismo sentido, los diseñadores de Maquinario, la Fundación Ariaka, el estudio Médula y Juan Guillermo Fuentes, este último con su libro sobre nuevos creativos chilenos en el área del diseño industrial, reportaron resultados positivos de sus gestiones.

La industria audiovisual, con sus doce agentes representantes, no se quedó atrás: se contó con la presencia de un amplio abanico de proyectos que fueron ofertados a varios países, entre los que se contaron los ofrecidos por Fundación MAFI, productores de innovadores proyectos que nacen del género documental, Catalina Donoso y Wild Bunch Studio Ltda., que llevaron en sus portafolios atractivos proyectos de animación, así como el sector de videojuegos de Chile mostró todo su empuje.

En el caso de las artes escénicas estuvieron presentes siete agentes, de los cuales cinco correspondieron al área de teatro con participación del Festival de danza y teatro Fintdaz de Iquique, Centro de Arte Molino Machmar de Puerto Varas, una representante de la compañía la Mona Ilustre, La Patogallina y la compañía Tryo Teatro Banda, además de la compañía La Llave Maestra y la participación de los festivales Fitka de teatro de calle y Festine de Isla Negra. En danza, el proyecto de Marjorie Rodríguez y para las artes circenses Luis Albornoz, quien representó iniciativas de ilusionismo unidos a la educación y la innovación social.

Volver arriba