Conmemoran terremoto de 1939 en Quirihue

El 24 de enero de 1939 es considerado uno los terremotos más destructivos de la historia nacional. Si bien el sismo  es conocido como el “terremoto de Chillán”, según el Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile, su epicentro se localizó a 82 kilómetros al noreste de Concepción y 72 kilómetros al oeste de Chillán, es decir, en las cercanías de Quirihue. “Es por ello que, además  de las actividades que históricamente se han realizado en la capital de Ñuble, este año las conmemoraciones adquieren alcance regional al cumplirse 80 años del histórico sismo. Hacemos estos homenajes porque nos permite revisar cómo éramos antes, cómo somos ahora y cómo queremos ser”, expresó la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Ñuble, María Soledad Castro.

La ceremonia estuvo organizada por la secretaría regional ministerial y la Municipalidad de Quirihue y consistió en la inauguración de una placa conmemorativa con la leyenda: ¿Sabías que el epicentro del terremoto de 1939 fue en Quirihue? “Estamos muy contentos por este reconocimiento. Nosotros siempre nos hemos preocupado de conmemorar la memoria de las víctimas con una misa y este homenaje se suma. Esto sirve para que las nuevas generaciones conozcan nuestra historia”, dijo el edil quirihuano, Richard Irribarra.

“Hoy se hace justicia a esa historia. Mantener viva nuestra historia es parte de nuestra cultura, y debemos conocer no tan solo lo que sucede hoy en nuestro entorno, sino que conocer el pasado y recordar lo duros momentos que nuestros antepasados vivieron en un país altamente sísmico”, agregó la Gobernadora de Itata, Rossana Yáñez.

Hipocentro de Memoria

Las actividades de conmemoración en Quirihue se realizaron gracias a un convenio de la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio con la Fundación Proyecta Memoria. “El martes realizamos un taller de Memoria, Patrimonio y Desastres junto a la Onemi donde los vecinos de Quirihue conversaron sobre sus historias familiares y sus dudas sobre cómo enfrentar un sismo”, explicó el director de la Fundación, Patricio Mora.

Luego del taller, los vecinos construyeron un Hipocentro de Memoria, el que consiste en círculos amarillos concéntricos pintados en el pavimento para llamar la atención sobre la ocurrencia de un desastre natural.

Hoy, las autoridades escribieron sus mensajes sobre el Hipocentro y luego participaron en el simulador sismológico que llevó la Onemi hasta la capital de Itata.

Volver arriba