Comunidades andinas gestionarán sus archivos documentales gracias a Fondo de Cultura

“Hay muchas historias que no conocía y es importante aprender cosas nuevas que son nuestras”, señaló Lina Condori, de la localidad de Timalchaca, una de las participantes del seminario “Reescribiendo nuestra historia para el futuro…las culturas andinas y los archivos documentales”, que forma parte del proyecto financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, Convocatoria 2019 del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, llamado “Puesta en valor del archivo documental (S.XVII-XIX) de la Ruta de las Misiones”, el cual fue ejecutado por la Fundación Altiplano.

La iniciativa tuvo por objetivo fortalecer la gestión de los registros documentales asociados a las comunidades andinas pertenecientes al Comité Mayor Ruta de las Misiones Saraña, especialmente a fabriqueros, mayordomos y encargados de templos, aportando a la descolonización del conocimiento y la permanencia  de la memoria local  y el patrimonio inmaterial de los pueblos andinos de Arica y Parinacota.

Para ello, las comunidades pudieron conocer sobre la importancia de tres tipos de registro documental, mediante talleres teóricos y prácticos de Relatos orales y memoria, Registro Audiovisual y Registro histórico. En las jornadas se incentivó la conversación generativa de los participantes, en la cual compartieron experiencias y conocimientos ancestrales.

Hermann Bouroncle, fotógrafo arequipeño, fue el monitor de taller de registro audiovisual, en el que se discutió el calor del registro en la documentación de fiestas, costumbres y música tradicional, además de capacitar a las comunidades en las técnicas apropiadas para la conservación de archivos visuales. “Me parece que todos vinieron con un sincero deseo de compartir y aprender. Sin embargo, lo principal es que en este tipo de encuentros las personas de comunidades descubren que las respuestas están en ellos mismos. Las fuentes históricas son importantes, pero al tratar temas tan delicados como la intimidad, los primeros interesados deben ser quienes la vive”, manifestó.

El proyecto contempló la sistematización de archivos históricos de los pueblos andinos de la Ruta de las Misiones Saraña, la implementación de una biblioteca comunitaria con documentos históricos digitales e impresos en la Escuela de Conservación Sarañani y la entrega de un libro informativo sobre el archivo documental.

Finalmente, Florencio Choque, fabriquero de Pachama desde 2008, expresó que tanto su labor como la de los mayordomos y alférez representa una gran responsabilidad y un gran honor. “Se requiere mucho conocimiento manejar la iglesia. Hay que saber vestir los santos, ver cuál sale primero, solucionar problemas y saber cantar las costumbres de las iglesias. Por eso esta capacitación es muy importante, para que no se pierda”, expresó.

Volver arriba