Comienzan los estudios para instalar una biblioteca regional en la Ex Estación del Ferrocarril Arica La Paz
  • Tras años de abandono, la Intendenta de la Región de Arica y Parinacota, María Loreto Letelier; junto al Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Enrique Urrutia; y al Seremi del MOP, Guillermo Beretta; anunciaron el inicio del estudio para instalar la primera biblioteca regional en el histórico edificio de la ex Estación del Ferrocarril de Arica a La Paz.

Las autoridades detallaron que el proyecto “Restauración y Habilitación Biblioteca Regional ex FFCC Arica La Paz”, comprende la realización de un estudio completo de restauración del inmueble. Además –añadieron- se diseñará un nuevo edificio aledaño a las dependencias actuales, con el propósito de albergar parte del programa de arquitectura requerido para la nueva biblioteca regional que se pretende instaurar.

La intendenta aseguró que se trata “de una gran noticia para todos los ariqueños que han vivido toda su vida en Arica y que tuvieron muy presente lo que significa el Ferrocarril Arica La Paz”

Por su parte, el Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Enrique Tapa, indicó que la futura biblioteca en este edificio es un anhelo de todos los ariqueños: “Un espacio donde se fomentará la lectura y veremos reflejado la diversidad y riqueza cultural que tienen Arica y Parinacota. Una región como la nuestra, con un innumerables tesoros históricos y culturales, se merece una biblioteca como la que se diseñará en este importante sector de la ciudad”.

A su vez, el seremi de Obras Públicas, Guillermo Beretta, destacó el gran desafío en lo que significa la restauración y habilitación de este emblemático edificio: “Estamos muy contentos porque vamos a poner en valor este Monumento Histórico que, unido a la Catedral San Marcos y a la ex Aduana, serán un centro de atracción turística”.

Beretta, recalcó que la empresa a cargo del estudio “tiene experiencia en la restauración de edificios patrimoniales, por lo que estaremos atentos al proceso que va a durar casi un año de trabajo, para tener una propuesta de diseño que incluirá un edificio nuevo para albergar la biblioteca. Parte de la cultura es mostrar a nuestra juventud y sus habitantes, la historia de este gran edificio. Vamos a estar participando con la comunidad, con los actores relevantes y con las organizaciones que conviven en estas áreas de la ciudad”.

Finalmente, Onofre Carvajal Guerra, vice presidenta de la Asociación de Ferroviarios Jubilados, dijo que ellos han sido actores relevantes en el esta iniciativa anunciada por el Gobierno. “Hemos participado en el proyecto, en las conversaciones, ya que aquí está la historia de los ferrocarriles, aquí está la historia de la ciudad, que tiene carácter internacional, tenemos mucho que decir en relación a la soberanía y a la hermandad con el pueblo de Bolivia. Tuvimos el Tratado de 1904 de carácter internacional, que significó ensamblar las vías de comunicaciones entre Chile y Bolivia”.

EL ESTUDIO

El estudio, con recursos provenientes del Fondo Nacional de Desarrollo Regional FNDR por $219 millones, se lo adjudicó la empresa Pardo y Bozzi Limitada, quienes tienen 390 días corridos para entregar la propuesta de diseño, construcción y restauración.

En otras tareas, esta iniciativa  comprende el diseño de exteriores, su andén y bodegas, áreas funcionales comprendidas en el programa general del proyecto. El encargo comprende actividades tales como estudio del suelo de fundación, renovación de redes y especialidades (acorde al nuevo emprendimiento), diseños de consolidación estructural, adecuación a la normativa vigente, presupuestos y presupuestos y especificaciones, entre otros productos que permitan dar continuidad al proceso y ejecutar las obras programadas.

Otro de los puntos importantes es que la biblioteca regional albergará un museo ferroviario, donde se exhiban objetos y documentación del ferrocarril y de su historia. Cabe destacar que para desarrollar la iniciativa, se realizaron reuniones de participación ciudadana con las organizaciones de ex ferroviarios, para hacerlos parte del proceso que rescatará un edificio patrimonial abandonado por muchos años.

Volver arriba