Bibliotecas familiares para niños del Programa Voluntariado País de Mayores
  • Iniciativa es parte del Plan Nacional de la Lectura y en el que participan el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, el Senama y el Fosis. Este se implementará como piloto en las regiones de Tarapacá, Atacama y La Araucanía.

Como una forma de fomentar el acercamiento y gusto por la lectura en niños, niñas y sus familias, que participan en el Programa Voluntariado País de Mayores, en su componente Asesores Senior, el Consejo de la Cultura y las Artes y el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA), realizaron la entrega de Bibliotecas Familiares.

Esta iniciativa, que se enmarca en el Plan Nacional de la Lectura, consiste en la entrega de una colección de libros a familias en situación de vulnerabilidad del programa Familias Seguridades y Oportunidades que implementa FOSIS.

Al sumar las Bibliotecas Familiares al programa Voluntariado País de Mayores, las personas mayores que se desempeñan como asesores senior, podrán realizar un acompañamiento lector a los menores con los que trabajan, lo que se materializará por medio de capacitaciones en las que participarán como mediadores de la lectura. En estas capacitaciones, se entregará a los asesores senior, herramientas para fomentar la lectura y se les enseñarán estrategias de mediación lectora, que les permitan transmitir a los niños  y niñas, el gusto y el hábito por leer, como instrumento para mejorar niveles educativos, desarrollar la creatividad y el pensamiento crítico. En Tarapacá el plan se inicia con 12 niños y 6 asesores senior.

La Directora del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Región Tarapacá, Milisa Ostojic Soto, “este es un programa que da la posibilidad de dar libros y contar con un acompañamiento de adultos mayores capacitados para poder hacer mediación lectora, donde a los niños deben ser encantados con la literatura lo que está a cargo de un adulto mayor. Como Consejo de la Cultura estamos muy contentos de poder generar esta alianza con otras instituciones y que beneficia a niños de Alto Hospicio con voluntarios adultos mayores de Alto Hospicio”.

La coordinadora regional de SENAMA, Natalia Rojas señaló al respecto que “a través de estas bibliotecas estamos enriqueciendo y fortaleciendo la labor que realizan los asesores senior en la entrega de apoyo escolar a menores que lo necesitan. Acercarse a los libros y la lectura, traerá innumerables beneficios a los niños y niñas, y les permitirá adquirir conocimientos, fomentar su creatividad y mejorar su lenguaje y ortografía, además de fomentar las relaciones intergeneracionales”.

Las Bibliotecas Familiares serán un complemento esencial en la labor de los adultos mayores voluntarios, ya que permitirá contar con libros en el hogar, además de fomentar la cercanía con estos materiales.

Esta instancia se implementará como programa piloto en las regiones de Tarapacá, Atacama y La Araucanía, beneficiando a 48 hogares, que trabajarán con 24 voluntarios mayores.

Volver arriba