Barrio Puerto será Zona Típica: Consejo de Monumentos Nacionales aprobó solicitud de declaratoria de Puerto Montt

Ubicado en el cerro Miramar, en un lugar privilegiado de la ciudad de Puerto Montt, permite las vistas hacia la ciudad, la isla y el canal de Tenglo, el seno de Reloncaví y la cordillera de Los Andes.

Con aplausos fue recibida por las autoridades y vecinos de Puerto Montt la decisión del Consejo de Monumentos Nacionales de aprobar, por unanimidad, la solicitud de declaratoria como Zona Típica del Barrio Puerto de la ciudad de Puerto Montt.

Se trata de una superficie de casi 20 hectáreas, considerando 337 predios, cuyos límites se hacen a partir del trazado original de la población Miraflores, esto es, un poco más amplio que la solicitud original del municipio. La solicitud fue aparejada con el compromiso de la municipalidad de trabajar en las normas de intervención del área a proteger e incorporar disposiciones en el plan regulador de modo de conservar los atributos y valores de la zona típica.

La delegación, encabezada por el alcalde de la capital de la Región de Los Lagos, Gervoy Paredes, e integrada por técnicos y representantes de los vecinos, explicó en detalle ante los consejeros –en su sesión del miércoles- la importancia de esta declaratoria, que busca dar un nuevo impulso a una zona actualmente deprimida, a través del fomento de su revitalización en base a sus características propias.

El subsecretario del Patrimonio Cultural del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, y presidente del CMN, Emilio de la Cerda, explicó que “el Barrio Puerto es uno de los últimos barrios patrimoniales de Puerto Montt, que si bien tiene procesos de deterioro mantiene inmuebles de mucha calidad y por eso se define un polígono de protección. Lo que nos interesa es la posibilidad de articular la protección que establece la Ley de Monumentos con la planificación territorial vía plan regulador, que es justamente la voluntad declarada que tiene el municipio de Puerto Montt. Esto supone que podamos trabajar un cambio al plan regulador en conjunto, principalmente en las normas de altura, para que se pueda consolidar el borde costero de la ciudad sin vulnerar los atributos patrimoniales de la zona típica”.

La solicitud fue presentada en 2017, pero se respalda en un proceso iniciado cuatro años antes, con el estudio del área y un proceso profundo y sostenido de participación ciudadana. La iniciativa cuenta con el apoyo de gran parte de la comunidad, tanto de las escuelas del sector como las agrupaciones sociales, gremiales, vecinales y comerciales, incluyendo también iglesias y el Ministerio de Obras Públicas. “Estamos felices, sin duda es una gran noticia para todo Puerto Montt y es un paso más que damos para transformar nuestra comuna en polo turístico del sur de Chile, este será el primer barrio de Puerto Montt en ser declarado zona típica, tenemos algunos monumentos nacionales, como la Casa Pauly o Los Tocones, pero nada más. Este es el primer barrio consolidado, en un trabajo que desplegamos desde 2013 con los vecinos, todo con una gran participación ciudadana y fruto de una gran cantidad de reuniones técnicas y de coordinación» ”, destacó el alcalde Gervoy Paredes.

En la región la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Amanda Milosevich, aseguró que “esta es una excelente noticia para Puerto Montt y para nuestro Ministerio, que en esta condición realiza su primera declaratoria de Zona Típica, lo cual como Seremi debemos trabajar en conjunto con la Municipalidad de Puerto Montt, los vecinos del Barrio Puerto para conservarlo, ponerlo en valor y convertirlo en un espacio para la cultura, la memoria histórica y el desarrollo patrimonial de la capital de la región de Los Lagos”.

La declaración, que llega luego de intensos 6 años de trabajo mancomunado entre la casa edilicia, la comunidad organizada del sector y la autoridad de protección patrimonial, accederá entre otros puntos, a fondos para la mantención de fachadas de casas patrimoniales, lo que permitirá preservar el valor cultural e histórico de este sector, el que cuenta con arquitectura chilota y alemana típica de la zona, que se ha ido perdiendo, producto del deterioro y la falta de recursos de los dueños de esos inmuebles.

Asimismo, potenciará turísticamente el sector principalmente por su entorno paisajístico, todo de la mano con los instrumentos de ordenamiento territorial desplegados por el municipio como el Plan Regulador Comunal.

Historia del barrio

El Barrio Puerto –que nace en 1909- es un testimonio histórico del crecimiento urbano de la ciudad, pues corresponde la primera urbanización del pericentro, vinculada al desarrollo económico producto de las actividades ligadas al mar, y con elementos de la arquitectura tradicional, actualmente desaparecida casi en su totalidad en la zona céntrica.

Ubicado en el cerro Miramar, en un lugar privilegiado de la ciudad de Puerto Montt, permite las vistas hacia la ciudad, la isla y el canal de Tenglo, el seno de Reloncaví y la cordillera de Los Andes.

En el sector es posible distinguir una mezcla de arquitectura tradicional del sur -caracterizada por la construcción en madera nativa de alerce, revestimiento y reforzamiento de las fachadas-, arquitectura racionalista -con referentes arquitectónicos modernos, fachadas de hormigón armado, esquinas curvas, viseras de hormigón armado y elementos de inspiración náutica, como ventanas circulares u ojos de buey, barandas y mástiles-, y sincretismo arquitectónico, que se da entre valores de la arquitectura vernácula chilota y del movimiento moderno, como los edificios públicos aledaños al Puerto que mezclan esquinas curvas en madera con ventanas de marcada horizontalidad, ventanas con carpinterías metálicas modernas pero cuya compartimentación mediante empalillados y combinación entre las estructuras metálicas o de hormigón armado y las fachadas de madera.

Posee una estructura urbana variada y heterogénea producto de la ocupación del territorio, en que destacan las formas adaptativas a la topografía, presente en trazados viales, en la forma y tamaño de manzanas y predios y en el emplazamiento de las construcciones, de dos a tres pisos.

El Barrio fue lugar de acogida de los inmigrantes, tanto de extranjeros de origen europeo, especialmente alemán, como provenientes del seno de Reloncaví y el archipiélago de Chiloé, por  lo que socioculturalmente en el barrio es posible encontrar elementos de sincretismo cultural reflejado en su gastronomía, tradiciones religiosas y modos de vida.

El carácter y vocación portuaria de la ciudad de Puerto Montt se expresa en el Barrio Puerto. En el lugar existe una permanencia actividades y organizaciones comunitarias, sindicales, deportivas y sociales, vinculadas a la identidad histórica del lugar.

El Consejo de Monumentos Nacionales debe ahora solicitar a la Ministra de Las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, la dictación del decreto de declaración de la zona típica, que será efectiva una vez se publique en el Diario Oficial.

Volver arriba