Actriz y directora antofagastina participó en L’Aria, 19º Encuentros Internacionales de Teatro en Córcega

Profesional fue parte de instancia formativa tras adjudicarse Fondart Nacional, línea de becas y pasantías, convocatoria 2016

Entender el fenómeno teatral como una red, como un sistema que está en constante  movimiento, en donde todos los lenguajes  son posibles y el camino del aprendizaje escénico va  más allá del trabajo en sala o de ser parte de una puesta en escena, tiene que ver con el encuentro entre las  personas que hacen arte, sensibilidades que se unen por 1 mes entre medio de  montañas en una isla del mediterráneo despertando con campanadas de una iglesia que se resiste a desaparecer.

Esa es la experiencia que vivió recientemente la destacada actriz antofagastina y Directora de la Huella Teatro, Alejandra Rojas, quien realizó la pasantía en L´Aria: Encuentros Internacionales de Teatro en Córcega mediante el financiamiento de Fondart Nacional, línea de becas y pasantías.

Según comentó la artista “fui invitada por Serge Nicolai,  ex actor del Theatre du Soleil como asistente de  dirección a  ser parte del 19ª Encuentro Internacional de Teatro en Córcega, Olmi Capella, Francia, en un pequeño poblado en las  montañas de Córcega, residencia Internacional teatral que permite el aislamiento para un creador de forma intensa y en cual  se  me ha permitido confrontar mis conocimientos desde el ser  observador de un proceso creativo intensivo que se desarrolla durante un mes  intensivo de trabajo”.

Durante este tiempo, la actriz participó de un proceso de trabajo intenso en el cual el director buscó hacer un montaje teatral en dicho período, tiempo en el cual tras largas jornadas de creación a partir de un texto dramático intervenido por el director, se fue integrando de forma consecutiva la  puesta en escena, instalada en un dispositivo escenográfico que se mezcló con la naturaleza y el paisaje del pueblo, a los pies de una iglesia.

La experiencia diaria de esta instancia de formación fue valorada por Alejandra Rojas, quien manifestó que “ha sido un trabajo intenso pero de mucho aprendizaje desde la dirección teatral y el contacto con actores de diferentes  países, donde también pude  hacer redes y convenio con este importante centro de residencia teatral que luego darán frutos, además de las  redes y contactos que me han permitido contar y mostrar el trabajo escénico que se  realiza en el norte de Chile a través de presentaciones de videos y trabajos de  investigación de la Huella Teatro”.

“Sin duda, ésta ha sido una gran experiencia que me ha permitido mirar desde esta isla a  nuestra américa latina y mirar Chile reforzando la identidad en la cual decidí hace ya más de 12  años  formar una compañía de teatro en el desierto de atacama”, agregó.

Además del trabajo teatral, la actriz también destacó el sistema de gestión con el cual el director Robin Renucci fundador del L´Aria en Olmi Capella, le ha dado  vida a su pueblo natal desde un enfoque cultural permitiendo así “dar movimiento y turismo a un pueblo inmerso en las  montañas. Creo que esto me motiva a soñar con un espacio propio de  residencia para las  artes escénicas… en el desierto” manifestó.

“Aprender, crecer, estar de pie, hablar, respirar, creer, son las consignas que nos guían en la construcción de esta aventura y que continúan inventando. Al cruzar los públicos, aficionados y profesionales, Aria continúa su trabajo, activa la transgresión de las separaciones habituales entre la esfera social, la economía y la cultura, siempre con el mismo deseo: poner en duda la creación de sensible y territorios”, finalizó la actriz tras participar de esta importante pasantía.

Alejandra Rojas y grupo en residencia

Alejandra Rojas y grupo en residencia

 

Volver arriba